Imagen: Cap de Creus

El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino invertirá 3.062.981 euros en la demolición de las edificaciones existentes en el recinto del antiguo Club Mediterranée, en el término municipal de Cadaqués, en la provincia de Girona. 

Esta cantidad se suma a los más de 5 millones de euros que el MARM ha invertido con anterioridad en la compra de los terrenos y otras actuaciones, con lo que  la  inversión total del Ministerio es superior a los 8 millones de euros.

El proyecto de restauración medioambiental del paraje de Tudela (Club Méditerranée) en el Parque Natural de Cap de Creus  ha sido presentado en Cadaqués por la Directora General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar, Alicia Paz Antolin, del MARM y el  conseller de Medio Ambiente  y Vivienda de la Generalitat de Catalunya, Francesc Baltasar. 

Gestión de residuos

El proyecto contempla la  demolición de  todas las  edificaciones, excepto una situada junto al embarcadero de Cala Culip. Esta actuación se llevará a cabo en un periodo estimado de 12 meses.
Está previsto efectuar las demoliciones de manera selectiva, es decir, separando los diferentes materiales como vidrio, madera, hormigón, piedra natural, material cerámico, etc., para posibilitar su reutilización parcial y una gestión de los residuos ambientalmente correcta.
 
Asimismo los medios a utilizar en las  obras se adecuarán a la singularidad del lugar para que el impacto ambiental sea mínimo, previéndose un importante trabajo manual y con pequeña maquinaria debido a la estrechez de la vialidad. En los lugares inaccesibles para el transporte de escombros, éste se efectuará mediante grúas de brazo extensible. 

Las obras se ejecutarán en coordinación con las que desarrollará el Departamento de Medio Ambiente y Vivienda de la Generalitat de Catalunya centradas en la gestión de los escombros (cuyo volumen estimado total es de 39.000 metros cúbicos), demolición de buena  parte de los viales y pavimentos existentes, y la eliminación de vegetación exótica y renaturalización de la zona. También se ha
previsto reordenar el aparcamiento de entrada, reduciendo su superficie, y crear puntos de reposo-miradores,  un punto de información y  señalizar un itinerario interpretativo. 

El Club Mediterranée y su demolición

Esta urbanización ocupa unas 200 hectáreas de los términos municipales de Cadaqués y El Port de la Selva, siendo colindante con el dominio público marítimo-terrestre. En enero de 2006 la Dirección General de Costas compró, por un importe de 4.429.281,71 euros los terrenos construidos (150 hectáreas) para su incorporación al dominio  público marítimo-terrestre  y una posterior restauración
ambiental de la zona. Asimismo se inició el trámite de expropiación forzosa de la finca colindante, de 50 hectáreas de superficie y libre de construcciones.

Antes de la compra, en 2003 se realizó la demolición parcial de un embarcadero, por importe de 32.501,03 euros como primera fase de la demolición de las instalaciones no legalizadas que ocupaban el dominio público marítimo–terrestre (muelles, solariums, aseos, caminos y  escaleras principalmente). En enero de 2007 se iniciaron las obras necesarias  para completar estas demoliciones del
embarcadero. Estas obras, ejecutadas por TRAGSA, tuvieron un presupuesto de 841.278,14 euros y finalizaron en verano de 2007.

 El 29 de  Diciembre de 2006  se firmó un protocolo de colaboración entre el antiguo Ministerio de Medio Ambiente  y el Departamento de Medio Ambiente y  Vivienda de la Generalitat para llevar a cabo la demolición de las edificaciones y la restauración ambiental de este paraje. 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de