Dicho fondo fue creado por el Gobierno socialista en la Ley de Economía Sostenible en 2011 para la compra de los créditos de carbono por parte de España, con el objeto de generar actividad económica baja en carbono y contribuir al cumplimiento de los objetivos sobre la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero asumidos por España en dicho protocolo, al igual que han hecho otros países de la UE.

A falta de varias semanas para la publicación de los datos definitivos de las emisiones de 2011, el secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos, anunció este pasado fin de semana que España dejará de comprar derechos de emisión fuera e invertirá en políticas internas de reducción para cumplir Kioto.

Igualmente, avanzó que para 2012 España dispondrá de 42 millones de euros para la compra de derechos de emisión, frente a los 92 millones de 2011 y habrá 4,2 millones para el Fondo de Carbono, con el que dijo que buscarán incentivar y apoyar proyectos innovadores sobre el cambio climático.

25 millones para el IDAE

En esta línea de lucha contra el calentamiento global, Narbona ha especificado también la petición del PSOE de abonar 25 millones de euros más al Instituto de Diversificación y Ahorro Energético (IDAE), perteneciente al Ministerio de Industria.
  
De igual forma que ha detallado otros 100 millones de euros para el Fondo Verde para el Clima, un organismo que parte de un compromiso adquirido por los países industrializados para destinar 100.000 millones de dólares cada año, a partir de 2020, para financiar proyectos contra el cambio climático en países en desarrollo, con una mezcla de recursos privados y públicos.

De igual forma ha planteado la necesidad de dotar de mayor recaudación al Fondo para el Patrimonio Natural y la Biodiversidad, así como incrementar en 125 millones de euros las partidas de desarrollo rural sostenible para, entre otros aspectos, incidir en la prevención de incendios forestales.
  
En este sentido, la portavoz de Medio Ambiente del PSOE en el Congreso, Leire Pajín, ha criticado la "ausencia clara" de políticas de prevención en materia forestal en estas cuentas del Estado para 2012.
  
Preguntada ante un posible trasvase de agua, Pajín ha advertido de que en estos PGE no se observan partidas de infraestructuras hidrológicas destinadas a garantizar el suministro de agua, ni tampoco a aquellas para infraestructuras que faciliten la reutilización del agua como las desaladoras, más si cabe en esta época de sequía.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de