Para ello es fundamental, en este proceso  de implantación de la cultura de la sostenibilidad en la administración y en la sociedad, la implicación de los empleados públicos.

Con el objetivo de promover la divulgación de los valores reflejados en la Estrategia Regional de Desarrollo Sostenible e impulsar la implicación de los empleados públicos en el desarrollo de las acciones que contribuyan al logro de los objetivos, la Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Administración Autonómica y  la Consejería de Medio Ambiente, está promoviendo durante los meses de febrero y marzo la realización de Jornadas Divulgativas en todas las provincias de la Comunidad para dar a conocer e implicar a los empleados públicos en la cultura de la sostenibilidad y contribuir a hacer de la Administración Autonómica un referente para el conjunto de la sociedad.

Las Jornadas, en las que se abordará la Estrategia Regional de Desarrollo Sostenible, el papel de la Administración Autonómica y los empleados públicos en el impulso del desarrollo sostenible y se presentarán ideas de buenas prácticas en la materia, se desarrollarán con el siguiente calendario:
 
La consejera de Administración Autonómica, Isabel Alonso, que ha inaugurado las Jornadas, ha comenzado su intervención señalando que las políticas de desarrollo sostenible se basan en tres pilares dependientes entre sí como son el desarrollo económico, social y la protección del medio ambiente, ámbitos en los que las tecnologías de la información y las comunicaciones contribuyen de forma decisiva a conseguir un desarrollo más sostenible. Así, ha señalado que la economía sostenible -asentada en la mejora de la competitividad, en la innovación y en la formación- se desarrolla sobre propuestas, en muchos casos, directamente relacionadas con las TICs citando la administración electrónica, la movilidad sostenible o la teleasistencia médica.

Del mismo modo, ha dicho que las TICs contribuyen al desarrollo social, proporcionando infraestructuras e instrumentos esenciales para la creación, intercambio y difusión del conocimiento. Además ha destacado su uso en la protección del medio ambiente con una implicación que abarca el impacto que provocan por su propia actividad -un uso responsable de las TICs puede reducir el consumo energético y las emisiones provocadas en el propio sector-,  las innumerables posibilidades de comunicación que eliminan o limitan la necesidad de realizar desplazamientos físicos, reduciendo, de esta forma los consumos de energía y otros recursos y su aplicación a otros sectores de actividad como industria, energía, transporte o domótica.

En este sentido se ha referido a que en Castilla y León se trabaja desde hace tiempo en esta línea y ha explicado algunas actuaciones recogidas en la Estrategia Regional de Desarrollo Sostenible en las que el uso de las TICs es fundamental citando ejemplos centrados en el impulso del desarrollo de servicios de administración electrónica, la contratación electrónica, la formación online o el teletrabajo. También ha expuesto otras actuaciones que dentro de la Estrategia desarrolla el Plan de Acción de Consejería de Administración Autonómica como la utilización de equipos con mayor eficiencia energética, la reutilización de equipos, su reciclaje, el uso de videoconferencias o, entre otras, la contratación conjunta de los servicios de telecomunicaciones.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de