“Es necesario involucrar a la población, educar ambientalmente a los ciudadanos, para gestionar las políticas de desarrollo tanto en el medio rural como en el urbano, de una forma sostenible, porque el desarrollo o es sostenible o no lo es”. Así lo indicó la directora general de Desarrollo Rural, Ana Isabel Parras, durante su intervención en las IV Jornadas provinciales de Educación Ambiental del Centro de Recursos y Asesoramiento a la Escuela Rural “Pintor Ortega” de Alcoba, celebradas ayer en Horcajo de los Montes (Ciudad Real), en las que participó con la ponencia “Educación Ambiental y Desarrollo Rural: una apuesta por la sostenibilidad de los pueblos”.

Apuntó que formar a los ciudadanos, darles los conocimientos y valores necesarios para participar de forma responsable en la gestión del medio ambiente, así como crear canales de participación, resultan elementos claves de cara al futuro.

“Hoy el medio ambiente impregna todas las políticas comunitarias, nacionales y autonómicas” dijo, y para conseguirlo, todos los esfuerzos en materia de política ambiental son necesarios.

Un hecho del que, aseguró, en Castilla-La Mancha hemos sido pioneros con la aprobación del Plan Estratégico de Desarrollo Sostenible del Medio Rural, en el año 2008, “en el que está implicado todo el Gobierno regional con el objetivo de mejorar la calidad de vida de sus habitantes, para que independientemente de donde vivan tengan servicios, infraestructuras y recursos adecuados”.

En definitiva, “se trata -dijo Ana Isabel Parras- de buscar un desarrollo que sepa aprovechar el carácter multifuncional del medio rural, compaginando las actividades agrarias tradicionales, con actuaciones innovadoras que utilicen los recursos endógenos de los que dispone el territorio”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de