La Fundación Territori i Paisatge de la Obra Social de Caixa Catalunya destinará este año 2008 un total de 400.000 euros a subvencionar 46 proyectos de conservación y educación ambiental, que serán desarrollados por entidades de todo el país. Casi la mitad de los proyectos seleccionados –un total de 19– se llevarán a cabo en municipios de fuera de Catalunya, lo cual supondrá una inversión de 180.000 euros.

Esta inversión corresponde a la convocatoria anual de ayudas a entidades, enmarcada dentro del capítulo de apoyo a proyectos ambientales de la Obra Social de Caixa Catalunya, que desde el año 2002 ha destinado un total de 2.194.127 euros en este apartado.

De los 46 proyectos seleccionados de este año, 27 tendrán lugar en Catalunya y los 19 restantes se reparten por las diferentes comunidades autónomas de la siguiente forma: Andalucía (1), Comunidad Valenciana (3), Madrid (3), Galicia (2), Extremadura (1), Castilla y León (2), Murcia (1), Castilla-La Mancha (2), Islas Baleares (1), Navarra (1) y Cantabria (2).

Más allá de las ayudas concedidas mediante la convocatoria anual, la Fundación Territori i Paisatge de Caixa Catalunya destinará este año 1’7 millones de euros a proyectos específicos (ayudas a instituciones, proyectos derivados de años anteriores y ayudas a líneas de la Fundación), a proyectos con especies emblemáticas y especies indicadoras, y a la divulgación de proyectos mediante publicaciones.

Nuevas líneas de actuación

La convocatoria de ayudas a entidades de este año 2008 ha servido, entre otras cosas, para consolidar proyectos que tienen continuidad en el tiempo y abrir nuevas vías de actuación en la protección de la naturaleza. En el primer caso, la Fundación Territori i Paisatge ha continuado con su apuesta por impulsar el proyecto Guardabosque, que engloba varias experiencias de pastoreo como herramienta eficaz en la prevención de incendios.

Entre las nuevas apuestas, cabe destacar las ayudas concedidas a la recuperación de balsas por anfibios, puesto que se ha detectado que muchas de estas especies –fundamentales en la calidad ambiental- se encuentran en clara recesión. La construcción de balsas se ha revelado como una acción necesaria, puesto que las balsas naturales están desapareciendo debido a la pérdida de población en los entornos rurales y a la escasez de agua.

Con respecto a los proyectos seleccionados fuera de Catalunya, destacan la continuación del estudio “Salinas de interior de la Península Ibérica”, el estudio de quirópteros en Galicia (una especie en regresión y muy necesaria para regular los ecosistemas, además de un importante indicador ambiental) y una creciente preocupación por la situación del mar, con la desaparición de especies y la degradación del fondo marino, que se refleja en ayudas a entidades que trabajarán sobre el coral naranja (Andalucía), el delfín (Galicia), los tiburones (Madrid) o la tortuga marina (Comunidad Valenciana).

Educación ambiental y la conservación del patrimonio Dos son las categorías que son objeto de la convocatoria anual de ayudas de la Fundación Territori i Paisatge de Caixa Catalunya a entidades: la conservación –proyectas ligados a la conservación, ordenación, restauración y custodia del territorio, el paisaje, la flora, la fauna y el patrimonio natural en general-, y la difusión y la educación ambiental.

Mediante su programa de ayudas la Fundación Territori i Paisatge da su apoyo cada año a un conjunto de iniciativas impulsadas por entidades y ayuntamientos con el objetivo de fortalecer el tejido asociativo ambiental, contribuyendo así a la preservación del entorno natural.

Los pequeños proyectos de protección y búsqueda, desarrollados bajo su paraguas, han dado lugar a una rica red de investigación y trabajo, un marco de referencia para ámbitos de actuación como la gestión del territorio y la concienciación ambiental de la sociedad.

Obra Social de Caixa Catalunya

La Obra Social de Caixa Catalunya inició el 1997, a través de la Fundación Territori i Paisatge, su ámbito de actuación en Medio Ambiente y con el objetivo de dar respuesta a su compromiso con la sostenibilidad y la conservación del medio natural. Las principales líneas de actuación en este ámbito son la adquisición y gestión de espacios con interés ecológico o paisajístico; la conservación de la fauna salvaje y la colaboración en proyectos de conservación del patrimonio natural y del paisaje, así como la sensibilización y la educación ambiental.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de