De estas ayudas podrán beneficiarse los municipios adheridos al Programa de Sostenibilidad Urbana Ciudad 21, cuyo principal objetivo es mejorar la calidad del medio ambiente urbano. Para ello, es necesario el análisis de la situación y el desarrollo de un plan de acción que palie los déficits detectados en las localidades.

El principal objetivo de la orden es subvencionar acciones que contribuyan a la implantación de las Agendas 21 local en los municipios adheridos al programa, para afrontar los principales problemas medioambientales de dichas localidades.

Las acciones y proyectos subvencionables son aquellos que se adecuan a los principios e indicadores básicos de Ciudad 21: gestión sostenible de los residuos urbanos, gestión del agua, fomento del ahorro energético y uso de las energías renovables, contaminación acústica y su prevención, entre otros.

Ciudad 21

El desarrollo del programa Ciudad 21, que cuenta con la colaboración de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), fue aprobado en 2002, cuando 111 consistorios andaluces de más de 10.000 habitantes firmaron el protocolo de colaboración. En el año 2008 se incorporaron 120 nuevos municipios andaluces que ya han iniciado los procesos de elaboración de sus Agendas 21 Local, o están desarrollando medidas encaminadas a mejorar las condiciones de habitabilidad de sus espacios urbanos.

El programa tiene como principal objetivo promover diagnósticos rigurosos de la calidad ambiental urbana, que permitan una planificación estratégica e integral, así como definir una serie de indicadores de sosteniblidad ambiental que posibiliten tener unas ciudades más sostenibles y respetuosas con el medio ambiente e integradas con la naturaleza.

Las metas y objetivos de Ciudad 21 se organizan en tres grandes bloques temáticos. El del uso sostenible de los recursos naturales en las ciudades centrado en la gestión sostenible de los residuos urbanos, el ciclo del agua y el uso racional y eficiente de la energía.

El bloque relacionado con la mejora de la calidad del medio ambiente urbano contempla la mejora del paisaje y las zonas verdes, la protección de la flora y la fauna urbanas, la calidad del aire, la protección contra la contaminación acústica y la movilidad urbana. El último apartado se refiere a los aspectos generales de la planificación, participación, cooperación municipal y gestión ambiental.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de