La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, aseguró ayer que el acuerdo sobre Cambio Climático alcanzado en Cancún el pasado mes de diciembre marca "el principio de un nuevo modo de entender las relaciones entre países" y crea "una base sólida sobre la que construir un sistema de relaciones internacionales en la lucha contra el cambio climático".

En su comparecencia a petición propia ante la Comisión Mixta Congreso-Senado para informar sobre la 16ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco sobre Cambio Climático (COP16) celebrada en Cancún, la ministra ha manifestado la satisfacción del Gobierno por los acuerdos alcanzados en materia de lucha contra el cambio climático, en los que España ha participado activamente tanto en el marco de la UE, como en las negociaciones internacionales.

La ministra ha reseñado que, tras la Cumbre de Copenhague, "se hacía necesario recuperar la confianza en el proceso y entre las Partes, para así devolver la credibilidad al marco multilateral, en relación a su capacidad para resolver retos globales". De ahí que, tras el trabajo realizado en Cancún, la comunidad internacional sale "reforzada", gracias a los acuerdos alcanzados y al "buen hacer" de la Presidencia Mexicana, según ha reseñado Aguilar.

La titular del MARM ha subrayado que España trabajó para que en Cancún hubiera un conjunto equilibrado de decisiones, al que todos los países se pudieran sumar, "unos acuerdos, en el que países desarrollados y en desarrollo, se identificaran tanto en los objetivos como en los elementos esenciales, y se garantizara la transparencia del sistema".

En este punto, Aguilar ha recordado que España, en el marco de Cancún, puso de manifiesto su compromiso con la reducción de emisiones de gases efecto invernadero hasta el 30%. "Estamos decididos a trabajar para analizar las opciones que permitan esta mayor ambición en nuestras reducciones, que nos conduciría a un modelo de desarrollo más sostenible y una economía baja en carbono, generadora de nuevas oportunidades de actividad económica", ha explicado Aguilar.

Los cimientos del futuro sistema

Sobre el contenido de los acuerdos, Aguilar ha considerado que "son los cimientos del futuro sistema". "Cuenta con las herramientas necesarias para comenzar a implementarse", ha explicado, destacando el hecho de que el objetivo "primordial" de la consecución de los 2ºC "ha sido reconocido en Cancún y será la guía y la meta ambiental" que marque las actuaciones futuras del Gobierno de España.

Aguilar ha detallado que en el bloque de mitigación se reconoce por primera vez el objetivo de que para el periodo post 2012 el aumento de la temperatura media global no puede superar los 2ºC, respecto a los niveles preindustriales, incluso se da un paso más y se prevé que, en 2015, se pueda hacer una revisión del mismo con miras a considerar reducir este límite a 1,5ºC. De este modo, ha explicado la ministra, se da respuesta a una de las grandes demandas de los países más vulnerables al cambio climático, los pequeños estados insulares.

Además de destacar el papel clave que juegan los distintos agentes en la lucha contra el cambio climático, gobiernos nacionales, regionales y locales y la sociedad civil en general, el acuerdo reconoce el "papel especial que juegan los pueblos indígenas en cuanto a la gestión de los bosques, así como el de las mujeres en la eficacia y la multiplicación de los efectos que tienen las medidas contra el cambio climático".

En materia de financiación inmediata, la ministra ha destacado que se toma nota del compromiso asumido en Copenhague de movilizar 30.000 millones de dólares entre 2010 y 2012, al tiempo que se asume un compromiso de información transparente al respecto. En cuanto a la financiación a largo plazo, se acuerda un paquete financiero que incluye el compromiso, también fijado en Copenhague, en el que los países desarrollados movilizarían 100.000 millones de dólares anuales en 2020, a través de distintas fuentes públicas y privadas. Se establece, ha añadido Aguilar, el Fondo Climático Verde, para apoyar la puesta en marcha de políticas y acciones, que hagan frente al cambio climático en países en desarrollo.

España en el PNUMA

Otro bloque en el que España ha tenido un papel fundamental tiene que ver con la adaptación, un punto en el que Aguilar ha destacado la aportación de España al Fondo de Adaptación, de 45 millones de euros, "la mayor realizada por un país desarrollado, atendiendo de esta manera a las demandas de los países más pobres".

Rosa Aguilar ha subrayado además que se establece un mecanismo para que los países en desarrollo pongan en marcha acciones para la reducción de emisiones evitando la deforestación y degradación de los bosques, dejando abierta la posibilidad de considerar la creación de nuevos instrumentos de mercado en la Cumbre de Durban, en diciembre de este año.

Sobre la base de estos resultados, la titular del MARM ha señalado que el Ministerio va a trabajar a lo largo de este año con un intenso calendario de reuniones internacionales en 2011 para alcanzar las expectativas del marco global surgido de Cancún y preparar adecuadamente la Cumbre de Durban.

Para Aguilar, el grado de compromiso de España "va más allá" y, en esta dirección, el Gobierno ha presentado su candidatura para presidir el Consejo de Administración del Programa de Medio Ambiente de Naciones Unidas (PNUMA). "Si definitivamente, dentro de dos semanas en Nairobi, España es elegida para presidirlo durante los dos próximos años, asumiremos esta ilusionante tarea con el mayor sentido de la responsabilidad y compromiso que nos exige el futuro, y con la voluntad de trabajar desde la participación de los distintos actores sociales", ha asegurado la ministra, que ha expresado que su prioridad es el "desarrollo de políticas sostenibles y solidarias, y hacerlo desde el diálogo, el consenso y los compromisos, firmes y concretos, entre toda la comunidad internacional".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de