Desde su lanzamiento en Mayo de este año, más de 500 viajeros se han registrado en el programa de ecoturismo responsable Ecoviajeros, que ha puesto en marcha el Instituto Jane Goodall España junto a la Sociedad Española de Ecoturismo, y que propone una serie de rutas y misiones en aqu&iacute

Sesenta ecoviajeros ya pasaron por las formaciones en turismo responsable del mes de Junio y un número similar ha viajado a los destinos de Casamance y Kedougou, en Senegal, y Fogo en Cabo Verde, contribuyendo con su viaje a mantener y mejorar los establecimientos locales y otros servicios asociados de las rutas.

"Nos gustaría que los viajeros se dieran cuenta de que el mero hecho de ir y disfrutar de sus vacaciones de forma responsable está proporcionando una gran oportunidad de mejora socioeconómica a las poblaciones locales y de conservación de los ecosistemas", apunta Ferran Guallar, Director del Instituto Jane Goodall.

Además de realizar la ruta conforme a unos principios básicos de respeto a la cultura y el entorno natural del destino, los ecoviajeros (de forma voluntaria) se comprometen a realizar una pequeña misión. Algunos ejemplos de misiones destacadas realizadas entre julio y agosto pasados han sido, en Senegal, la organización con ayuda de líderes locales de la limpieza de basura de la isla de Ehidj con todos los niños y jóvenes de la isla; la realización de un mapa profesional con las excursiones a pie que pueden realizarse en los bosques y pueblos de los alrededores de un establecimiento local en Boucotte; la limpieza de una playa en Djembering; y la auditoría de los establecimientos locales de Oussouye, entre otros.

En Cabo Verde, otras misiones fueron la documentación de los circuitos del volcán de Fogo, y asesoría técnica y ayuda en la realización del sitio web al agente de ecoviajeros en Sao Filipe; y en la isla Santo Antao, la documentación de todos los establecimientos ecoturísticos del valle de Paúl.

El programa Ecoviajeros, al mismo tiempo, funciona como un paraguas para garantizar la sostenibilidad de proyectos de conservación específicos de larga duración, como el que ha empezado a desarrollarse en la zona de Kedougou, Senegal. Actualmente el Instituto Jane Goodall España tiene destacada una persona que colabora con el equipo de la antropóloga e investigadora norteamericana Jill Pruetz, en un proyecto para la conservación de los últimos chimpancés de la región, y el desarrollo de un modelo de explotación sostenible para frenar la degradación ambiental por la creciente presión humana sobre sus ecosistemas, siendo el ecoturismo responsable una de las alternativas óptimas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de