La invención patentada consiste en un proceso para la obtención de briquetas a partir de cáscara de almendra, que han sido creadas para ser utilizadas como combustible. En este sentido, el director general de Covaersa,  Ildefonso Serrano, ha destacado que “estas briquetas usan únicamente como materia prima los residuos agrícolas procedentes del cultivo de la almendra, lo que permite aprovechar estos residuos y darles un uso energético sostenible”.

La patente licenciada ha sido desarrollada gracias al trabajo de investigación realizado por el doctor Rafael Font, profesor e investigador del departamento de Ingeniería Química de la Universidad de Alicante.
 
La rúbrica del acuerdo ha contado con la presencia del vicerrector de Investigación, Desarrollo e Innovación de la Universidad de Alicante, Manuel Palomar; y del director general de Covaersa, Ildefonso Serrano, entre otros miembros de la compañía y del órgano académico. Ambos representantes han coincidido en destacar que esta colaboración dará un impulso a la realización de proyectos de innovación y desarrollo en el sector energético de España.

Asimismo, Serrano ha querido incidir en “la importancia de este convenio, que permitirá emprender nuevos proyectos que profundicen en el campo de las energías y, en especial, de las energías renovables”. El directivo ha alabado además la labor que desempeña la Universidad de Alicante y ha querido agradecer su colaboración.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de