“Cuando se habla de que los vehículos eléctricos son el futuro no me queda más remedio que puntualizar que para Piaggio llevan tiempo siendo el presente, ya que tenemos vehículos de este tipo en el mercado desde 1995”. Este fue el inicio de la ponencia de Vincenzo Scardigno,  “La Integración de los Vehículos Eléctricos e Híbridos en los Núcleos Urbanos”.

Los más de 5.000 Porter Eléctricos que circulan por Europa y los más de 100 incentivados por el Proyecte Movele, impulsado por el IDEA, Ministerio de Industria y Energía, desde su puesta en marcha el pasado mes de septiembre, fueron algunos de los argumentos expuestos por Vincenzo Scardigno y Federico Polzoni, Director Comercial Piaggio España, para exponer la sensibilidad de Piaggio hacia los vehículos eléctricos. En estos momentos nueve vehículos comerciales de Piaggio Porter se benefician de las ayudas económicas del Plan Movele, a los que cabe añadir el novedoso scooter Piaggio MP3 Hybrid.

Vincenzo Scardigno, que destacó el ejemplo de Emilia Romagna como “capital del vehículo eléctrico y ejemplo a seguir para muchas ciudades”, hizo hincapié en la “necesidad de infraestructuras adecuadas para los vehículos eléctricos”, ya que “Piaggio ofrece una gama Porter competitiva y adecuada al mercado y, además, ha detectado sensibilidad ecológica y medioambiental entre sus clientes, pero no siempre pueden escoger este sistema alternativo de propulsión porque las ciudades no están suficientemente preparadas para asumirlo con garantías”.

Entre los beneficios de los vehículos eléctricos en general y la gama Piaggio Porter en particular, Vincenzo Scardigno resaltó que “recorrer 100 kilómetros con uno de nuestros vehículos eléctricos cuesta un euro y no existen restricciones de tráfico, algo que empieza a ser habitual en Italia y acabará afectando a todas las grandes ciudades europeas”, aunque matizó que al empeño de los fabricantes de vehículos eléctricos deben añadirse los “incentivos locales y nacionales, al menos en la fase actual de implantación”.

Unos minutos antes, Alfredo Sánchez Monteseirín, Alcalde de Sevilla, una de las tres ciudades españolas adherida al Plan Movele para la instalación de puntos de recarga para vehículos eléctricos, 75 en una primera fase, se adelantó a los deseos de los ponentes de Piaggio, al anunciar medidas locales para “el fomento de los vehículos eléctricos en Sevilla, con el objetivo de avanzar hacia un modelo de movilidad cada vez más sostenible y respetuoso con el medioambiente”. El alcalde sevillano adelantó que “la flota de vehículos municipales, especialmente los que realizan labores por el centro, serán eléctricos o híbridos, que no tendrán que pagar la zona azul de aparcamiento y podrán acceder a las zonas de tráfico restringido y donde hasta la fecha sólo se permite el acceso a residentes o carga y descarga”. Monteseirín también comentó que se está trabajando en la puesta en marcha de electrolineras, establecimientos donde los usuarios podrán recoger una batería recargada y propiciar que el repostaje sea similar al de un tanque de gasolina”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de