“ El nuevo sistema de reciclaje implantado en el edificio posibilitará que éste aproveche el calor que generan las cámaras frigoríficas en la refrigeración de los alimentos en invierno”, aseguran los responsables del proyecto. Esto será posible mediante un tipo de suelo que reparte el calor por todas las estancias del recinto mediante un sistema de conducción de agua caliente.

La Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio ha impulsado este proyecto , que responde al objetivo de aplicar criterios relacionados con la sostenibilidad en la construcción de edificios residenciales y de uso público.      

Los responsables de la iniciativa han indicado que las obras comenzarán en junio de 2010, con un plazo de ejecución de 20 meses y una creación de 500 empleos directos e indirectos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de