Ayer, con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, la Plataforma Tecnológica de Agricultura Sostenible (PTAS) presentó su Agenda Estratégica de Investigación (AEI), en la cual se destaca el papel fundamental que juegan la innovación, las tecnologías y las técnicas agronómicas en la producción de los alimentos, piensos, fibras vegetales y combustibles renovables, que son requeridos por una población creciente, respetando el medio ambiente y la sostenibilidad económica y social de la actividad agraria.

Bajo esta perspectiva, y con motivo de la celebración de este día, el objetivo fundamental del documento es ayudar a mejorar la productividad y competitividad del sector agrícola-ganadero, siguiendo los principios de sostenibilidad.

El caso español

El contenido de esta agenda muestra el trabajo realizado por los miembros de PTAS para identificar las necesidades en investigación e innovación en el sector agrario en España, de forma que se adapte al progreso técnico experimentado a nivel global y, de esta forma, mejorar la competitividad del sector.

Asimismo, algunas de las prioridades que se han detectado en la elaboración de esta agenda corresponden a la necesidad de potenciar y considerar las condiciones especiales de la agricultura en España, buscando tecnologías y prácticas agronómicas a nivel mundial que se puedan adaptar a las características de la agricultura mediterránea.

Por otro lado, el documento pone de manifiesto que el papel del marco regulatorio necesario para el desarrollo tecnológico supone un importante condicionante en la integración de la sostenibilidad dentro de la actividad agrícola y ganadera.

Como conclusión, y en consonancia con la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, los pilares económico y social de la sostenibilidad entendidos como competitividad y demanda del entorno deben considerarse como imprescindibles para alcanzar el adecuado equilibrio con las políticas ambientales, de manera que no se limite la innovación necesaria para el desarrollo de la agricultura española.

En este sentido, el documento incide en la necesidad de dar una especial importancia a las buenas prácticas agrícolas, implicando a los agricultores en el cumplimiento de los principios de sostenibilidad, ya que, sin su participación activa, el trabajo realizado por el resto de agentes no tendrá efecto.

Jornada de presentación

María Luisa Castaño, subdirectora general de Estrategias de Colaboración Público-Privada del Ministerio de Economía y Competitividad, ha resaltado la apuesta ministerial por el modelo de Plataforma Tecnológica para vertebrar la colaboración público-privada en los programas de investigación. Además, ha subrayado la necesidad de la internacionalización en la investigación. “Las claves para el desarrollo de los trabajos de investigación serán la colaboración, el compromiso y la confianza”, ha concluido.

Antonio Villarroel, presidente de la PTAS, ha destacado el papel clave de la tecnología agraria como herramienta de valor para una agricultura sostenible. Según Villarroel, “estamos descubriendo que los recursos de la Tierra tienen límites, por lo que la tecnología jugará un papel fundamental a la hora de proporcionar alimentos a una población que crece de manera exponencial”.

Caterina Batello, representante de la FAO, ha presentado los desafíos futuros que tendrá que afrontar el sector agrario a nivel mundial: el agua, el cambio climático y la lucha por los recursos, que afectarán especialmente a los países en desarrollo. Además, ha resaltado los cambios que se están produciendo en el consumo de alimentos, caracterizados por un mayor consumo de carne, pescado y verduras.

Como solución, la representante de la FAO ha propuesto algunas ideas que favorezcan el desarrollo de un enfoque sistémico, como “producir más en la misma superficie, manejo integrado de plagas, integración de cultivos a la vez que conservamos los recursos naturales, transmitir a los agricultores métodos de precisión y la mejora genética con el objetivo de aumentar un 50% la producción”. El camino a seguir para conseguirlo está marcado por la elaboración de políticas adecuadas, la educación, la solidaridad y la investigación”, ha finalizado Batello.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de