El agua es el recurso más preciado y a la vez indispensable para el desarrollo de la vida. Su disposición, en un estado u otro está casi asegurada para toda la población aunque cierto es que existen sectores con alta dificultad de acceso, bien por el clima en el que habitan o por contaminantes que hacen imposible su uso como fuente abastecedora. 

Con afán de paliar estas trabas, se han desarrollado varias técnicas de descontaminación, o potabilización del agua; Tratamientos para dotar de agua potable a la mayor parte de la población.

En este sentido,  cabe destacar  el avance que ha supuesto la creación de plantas desalinizadoras (más de 15.000 en la actualidad) en zonas donde el agua dulce es casi inalcanzable y sin embargo, se encuentran próximas a mares u océanos (representantes del 97.5 % del agua terrestre). 

Es en estas instalaciones donde las Mejores Técnicas Disponibles apuntan al uso de maquinaria cualificada que aporte resultados óptimos y asegure el éxito en su producción. Y para garantizarlo, hay que cuidar y analizar cada fase del proceso.

El pretratamiento del agua salada juega un rol esencial:

Mediante la utilización de un buen sistema de membranas de filtración se optimizaría la desalinización, protegiendo además los filtros de sal por los que pasará posteriormente el agua. 

Las membranas de ultrafiltración Multibore® fabricadas por inge®, logran estos resultados funcionando bajo el principio de ósmosis inversa y logrando además, reducir la energía aplicable al proceso.

Este material, simple a primera vista, es capaz de retener partículas de hasta 20 nanometros, gracias a su estructura interna, formada por poros diminutos  distribuidos estratégicamente para aumentar el rendimiento de captación superficial.  

El equipo de expertos de inge® velan por la calidad y mejora continua en todos sus productos, con el fin de garantizar la satisfacción de los consumidores.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de