La tecnología HPP permite ser más competitivo a productores y distribuidores de alimentos ecológicos

 

La creciente demanda de los productos ecológicos y no-procesados (40% en dos años en España) ha creado un problema en el sector de la alimentación porque no puede llegar a todo el público y competir con los alimentos industriales por las propias características del mismo es el principal escollo en este momento.

Por eso se está empezando a aplicar la tecnología HPP (altas presiones hiperbáricas) en estos alimentos. Esta permite conservarlos sin añadidos químicos y eliminar patógenos manteniendo sus propiedades. Esta nueva tendencia está revolucionando la industria alimenticia y permitiendo la expansión de productos ecológicos gracias a empresas como IDRO especializadas en aplicar la pasteurización en frío y su distribución a un gran volumen de consumidores, algo impensable hasta ahora.

El gran problema de los productos ecológicos es su propio origen, un producto sin químicos ni procesados innecesarios hacen que su producción sea más lenta y delicada. Por eso es más difícil transportar los alimentos del productor al consumidor si no es de un radio cercano a él.

Aquí es dónde aparece la solución al problema, según IDRO empresa especializada en aplicar la pasteurización en frío mediante tecnología HPP, este método de conserva que permite alargar la vida útil del producto reduciendo considerablemente las mermas y mantener sus propiedades organolépticas sin aplicar ningún tratamiento agresivo o nocivo para las personas, además no se pierden las vitaminas, enzimas y probióticos beneficiosos para el cuerpo.

El proceso de pasteurización en frío consiste en envasar un producto mediante altas presiones hidrostáticas (High Pressure Processing en inglés) que llegan hasta los 6000 bares de presión, lo que elimina patógenos nocivos (como E.coli o la salmonela) de los alimentos sin alterar su temperatura, como sucede en la pasteurización tradicional. Para hacernos una idea, la presión ejercida en el producto es seis veces superior a la que ejerce el océano en las Fosas Marianas (el punto más profundo del planeta).

Aunque esta tecnología fue creada en los años 90 se ha empezado a utilizar en la última década por su gran sinergia en los alimentos ecológicos y sostenibles. El gran problema para los productores es el elevado coste de esta tecnología y obtener estas instalaciones esta fuera del alcance de la gran mayoría.

Por eso, IDRO ofrece sus instalaciones (alquiler de maquinaria necesaria) a todo tipo de productores para rebajar costes innecesarios e intermediarios siendo el mismo que trata y distribuye el alimento al consumidor final. La posibilidad de tener acceso a un servicio de tolling o maquila de tecnología HPP permite que el consumidor pueda disfrutar de unos productos de más calidad y llegar a consumir una oferta de productos que hasta ahora no tenía a su alcance.

Aunque el beneficio es para el consumidor, los productores y puntos de venta ecológicos también salen muy beneficiados porqué les permite ser más competitivos en precio y llegar a más público de una manera mucho más fácil. Gracias al servicio de alquiler de instalaciones y distribución incluida por parte de IDRO.

Así pues, gracias a empresas como IDRO se puede abrir nuevas opciones de negocio y promover el consumo de productos ecológicos y saludables reduciendo en un gran porcentaje los costes de elaboración, huyendo así de alimentos procesados y de baja calidad.

IDRO es una empresa formada por dos grandes compañías alimentarias con más de 40 años de experiencia, es el resultado de querer dar solución a la gran necesidad de aplicar la tecnología HPP en el sector alimenticio. La continua búsqueda de la máxima calidad en los productos y mantener intactas sus propiedades mediante la pasteurización en frío y su posterior distribución eficiente hacen de IDRO una empresa con un servicio diferente al resto.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de