El proyecto Cenit “VERDE” tiene como principal objetivo es investigar las tecnologías que permitan la futura integración de Vehículos Eléctricos (VE) y su introducción en el mercado. Y está financiado por el programa Cenit (Consorcios Estratégicos Nacionales en Investigación Técnica promovidos por el Ministerio de Ciencia e Innovación) y tiene un presupuesto cercano a los 40 millones de euros.

Endesa participa junto con otros dieciocho socios en diferentes áreas de investigación y desarrollo del proyecto verde, principalmente en las tareas de integración de la carga de los nuevos vehículos en el sistema eléctrico. De esta forma, se estudiará el comportamiento del Vehículo Eléctrico sobre la infraestructura eléctrica local y su impacto en el sistema eléctrico con el objetivo de identificar las correspondientes necesidades de red y sus criterios de desarrollo para la creación de una hoja de ruta sobre los diferentes escenarios de penetración.

La eléctrica lidera  además diferentes tareas del proyecto relacionadas con la gestión inteligente de la red donde se pretende estudiar la gestión del vehículo eléctrico puro y del híbrido en las redes inteligentes (SmartGrids), cubriendo aspectos que abarcan desde el punto de carga hasta los sistemas de control.

Por otro lado, la empresa también participará y coordinará el desarrollo de nuevas herramientas, a diferentes niveles que posibiliten la integración del coche eléctrico en la red inteligente de distribución, e investigará las nuevas necesidades relacionadas con las comunicaciones que serán necesarias para la puesta en marcha de los servicios.

Desarrollo del Vehículo Eléctrico

Endesa también participa en otros proyectos de integración del vehículo eléctrico en redes inteligentes como en SmartCity, DER-22@, REVE, y proyectos colaborativos de investigación y demostración de vehículos eléctricos en Europa como G4V y ELVIRE.

El G4V (Grid for Vehicles) cuenta con un presupuesto cercano a los 2,5 millones de euros, una duración de 18 meses y con las principales eléctricas europeas: ENEL, RWE, EDF, EDP, Vatenfall. Su objetivo es evaluar el impacto a gran escala de la implantación del VE en la infraestructura de red eléctrica y definir las recomendaciones para su implantación del año 2020 en adelante. Asimismo, se estudia la utilización masiva del VE, el impacto en la sociedad, los servicios y las comunicaciones necesarias y los retos y oportunidades que se pueden presentar. Endesa participa activamente junto con Enel en el estudio del impacto en red y en el desarrollo de las comunicaciones y sistemas necesarios para la carga de los vehículos.

Por otro lado, ELVIRE, cuenta con un presupuesto cercano a los 10 millones de euros, una duración de 3 años y con socios como Continental, Renault, y Volkswagen. Este proyecto se encarga de desarrollar la tecnología, soluciones y servicios necesarios para permitir la interacción continua entre los conductores de VE, sus proveedores de energía y la red inteligente. Además, se propone un desarrollo orientado al consumidor, con una plataforma de servicios que optimice la comunicación entre el usuario y su vehículo. Y se aportan soluciones propuestas para el desarrollo de la infraestructura de comunicación con el proveedor de energía, el control de la carga y la tarificación en el sistema, estudiando los diferentes escenarios en los que nos podamos encontrar, teniendo en cuenta la seguridad y la interoperabilidad.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de