Por Félix Toribio

redaccíon@ambientum.com

Se ha puesto en marcha la segunda planta más grande de España dedicada a la producción de biodiésel en Ferrol (Galicia), cuya inversión ha costado unos 80 millones de euros y cuya iniciativa ha sido promovida por la empresa Infinita Renovables.

La planta producirá 300.000 toneladas al año de diesel ecológico, aunque actualmente se encuentra a un 60-70 por ciento de su capacidad de producción, debido a que la instalación necesita de varios meses para su puesta a punto. La instalación de Ferrol, surtirá a las refinerías de la Costa Atlántica, que están obligadas por ley a mezclar el combustible tradicional con el biodiésel. La instalación esta ubicada en el puerto exterior de Caneliñas ocupa unas extensión de 42.250 m².

Al acto de inauguración acudieron representantes de las administraciones locales como Vicente Irisarri, alcalde Ferrol, el presidente de la Autoridad Portuaria de Ferrol, Amable Dopico y el director general de Infinita Renovables, Rafael Lorenzo.

En la planta trabajan 70 operarios de forma directa y otros 120 de forma indirecta, de las cuales el 90 por ciento residen en la zona.

Más del 40% de la producción nacional

Según Rafael Lorenzo la instalación de Caneliñas junto con la instalada en Castellon (600.000 toneladas/año), “son las más competitivas de España, pues debido a su proximidad a los clientes, confiere un fácil acceso a este recurso".

Se prevé otra instalación en la zona por parte de Biocarburantes Peninsulares, que se instalará en el polígono Río de Pozo de Narón, y cuyo coste alcanzará los 21 millones de euros, con una producción de 103.000 toneladas de “crudo” al año.

Cuando las tres plantas de biodiésel estén en pleno funcionamiento, se estima que generará más del 40 por ciento de la producción nacional de este tipo de carburante, según se establecía en el Plan Nacional de Energías Renovables de Biodiésel.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de