Por Alba Juarez

Según datos de la Comisión Nacional de la Energía (CNE), la potencia fotovoltaica instalada y conectada a la red en enero de 2009 ascendía a 3.207 MW, siendo un 318,1% más que el año anterior.  Este crecimiento se ha producido claro está debido al aumento en el número de instalaciones solares fotovoltaicas y a la mejora de la tecnología. Si en enero de 2007 había 10.449 instalaciones solares fotovoltaicas conectadas a la red, en enero de 2009, según la CNE, el número de instalaciones supera los 48.500.

Los científicos se han interesado por este tipo de industría, por la oportunidad que ofrece para producir energía a bajo precio y en grandes cantidades con una tecnología relativamente simple. España es en este momento líder mundial, seguido de Alemania, en producción fotovoltaica y referente para otros países. Para mantener el liderazgo y crear un sólido tejido industrial se necesita un estímulo similar al que tiene la energía termosolar.


La crisis económica ha sido otra razón más para que la energía solar fotovoltaica este cobrando gran importancia. Obtener la energía del Sol es más barata ya que como hemos dicho requiere una tecnología muy simple y además el precio del silicio de grado solar para los paneles fotovoltaicos ha comenzado a disminuir al aumentar su demanda por la entrada en escena de nuevos productores.

En la duodécima edición de GENERA, feria que tendrá lugar entre los días 12 y 14 de mayo en Madrid, el 47% de los expositores representarán a la industría solar fotovoltaica. Este gran aumento muestra el incremento que ha sufrido este sector en los últimos años.
En la segunda edición de la  GALERÍA DE INNOVACIÓN de los 18 proyectos seleccionados, seis han sido propuestos por empresas que operan en la industria solar fotovoltaica.

La distribución de la potencia fotovoltaica conectada a la red en España no está repartida de manera equitativa, aunque en el último año, las regiones más ricas en recurso solar, Castilla-La Mancha, Andalucía y Extremadura han comenzado a liderar esta liga, en detrimento de otras Comunidades Autónomas, como Navarra, que se situaban en los primeros puestos hace tan sólo un año. 

Castilla-La Mancha es la región de España que mayor potencia tiene conectada a la red en toda España. Sus instalaciones fotovoltaicas generaron 800MW, esto supone un incremento del 492,5% respecto a los 135MW registrados a finales de 2007.

Andalucía ha sufrido un incremento de un 774% en el último año con respecto a 2007. El crecimiento le ha permitido alcanzar el segundo puesto a nivel Estatal.

En tercer lugar se encuentra Extremadura, con 398 MW. Aproximadamente a aumentado en un 680%.

Por otra parte, Asturias y Ceuta y Melilla, aún no han implantado ningún proyecto en sus territorios.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de