Pronto, la molestia que causa quedarse sin batería en el teléfono móvil podría terminar. 

El equipo de investigadores, utiliza un nanogenerador para que las baterías s se carguen con los sonidos que nos rodean: nuestra voz, la música o incluso el tráfico, que tanto abunda en nuestra capital.

El nanogenerador está hecho de óxido de zinc, material que al ser estirado o aplastado crea voltaje, ya que convierte el movimiento en energía eléctrica la cual serviría para cargar el teléfono. El movimiento se lograría por el sonido que, de un modo similar, mueve la parte interna de los altavoces de los equipos de música.

“Cargar mediante los sonidos y la vibración puede ayudar a mejorar el rendimiento de los equipos electrónicos y hacer que funcionen por más tiempo, sin tener que preocuparnos por conectar el cargador”, señala Joe Briscoe, uno de los desarrolladores de la fabulosa tecnología. “Incluso ayudaría a la conservación del medio ambiente”, añade.

Explicó que “ al cargarlos de esta forma probablemente no haya suficiente energía en el sonido para reemplazar completamente un cargador convencional”; sin embargo, “esto puede reducir la frecuencia con la que necesitamos cargar nuestros celulares”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de