Las fibras procedentes de cultivos anuales de crecimiento rápido en Europa constituyen una materia prima que en muchos casos queda simplemente como residuo a pesar de que es bien sabido el potencial que estos materiales poseen como fuente para la extracción de fibras de celulosa y otros componentes celulósicos.

En los últimos años, ningún proceso ha sido establecido con éxito para la utilización de estos materiales en la producción de pasta de papel a gran escala y, por ello, el papel recuperado y la madera siguen siendo las principales materias primas para la industria europea del papel.

El proyecto CORNET Sonopulp, en el que ITENE trabaja en colaboración con seis centros de I+D europeos, trata de desarrollar un proceso basado en la aplicación de ultrasonidos de alta potencia para la fabricación de pasta de papel, aprovechando como materia prima celulósica cultivos anuales y residuos agrícolas. Mediante el tratamiento de estas materias primas con ultrasonidos, se consigue obtener  pulpa de papel y otros subproductos con el mínimo impacto ambiental.

Actualmente ITENE, junto con el resto de socios del proyecto, ha concluido la fase de selección de los cultivos y residuos agrícolas de plantas anuales con mayor potencial para el aprovechamiento por la técnica de ultrasonidos. Asimismo se han localizado las principales zonas productivas y se está analizando cual es la mejor ubicación de plantas industriales de procesado para conseguir un aprovechamiento rentable tanto económico como medioambientalmente.

Análisis ambiental

Los próximos pasos a dar por ITENE consistirán en el desarrollo de un análisis ambiental -mediante análisis de ciclo de vida- de la técnica de ultrasonidos aplicada a la producción de pasta de papel a partir de cultivos anuales y residuos agrícolas, así como la investigación en las propiedades de los materiales tratados mediante ultrasonidos para su uso como productos papeleros y otras aplicaciones tales como refuerzos para desarrollo de materiales composites aplicados al sector del envase y embalaje, etc..

En definitiva, este proyecto propone la tecnología de ultrasonidos de alta potencia para la obtención de fibras para fabricación de papel reduciendo el consumo energético frente a los procesos actuales y subsanando los problemas encontrados en intentos previos del empleo de esta tecnología con el mismo fin.

Además se persigue alcanzar una situación denominada  "residuo cero" mediante el aprovechamiento de los subproductos de las fibras celulósicas para la obtención de biomateriales compuestos y el tratamiento de los licores del procesado de las fibras para generar biogás, aprovechando así al máximo el potencial ofrecido por estos residuos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de