La preocupación por la sostenibilidad medioambiental está haciendo que todo tipo de empresas y negocios se adapten, iniciando un proceso de transformación con la vista puesta en hacer que sus procesos productivos sean eco-friendly. 

Bajo este prima, resultan particularmente interesantes las iniciativas que se están desarrollando en sectores como el de las artes gráficas y la impresión. Un buen ejemplo de este esfuerzo adaptativo lo protagonizan negocios especializados en este ámbito como la Copistería Copyshow, que ha realizado una decidida apuesta por ofrecer productos sostenibles y aumentar su eficiencia energética.

Sistemas innovadores que consumen menos energía

Para la consecución de estos objetivos, resulta esencial optar por nuevas tecnologías que sustituyan los sistemas de impresión tradicionales, que se sirven de procedimientos y materiales que dejan una importante huella medioambiental.

Además, los nuevos sistemas de impresión que están irrumpiendo en el mercado permiten conciliar la calidad de siempre  con una mayor eficiencia energética, con lo que esto implica en reducción de costes. De manera que, por ejemplo, ya tenemos máquinas que aceleran el proceso de secado mediante el uso de luz ultravioleta, reduciendo el consumo energético en un procedimiento clave en los trabajos de imprenta.

Nuevos materiales no contaminantes

Asimismo, en este proceso de transformación de las copisterías están jugando un rol muy importante una nueva generación de impresoras profesionales, que trabajan con tintas no contaminantes y tampoco emiten compuestos orgánicos volátiles (COV) perjudiciales para el medio ambiente.

Al tiempo, que también prolifera la utilización de nuevos materiales eco-friendly, tanto reciclados como o reciclables, que resultan biodegradables, no contienen sustancias contaminantes tales como PVC o cloro, y para cuya extracción o producción no se emplean procedimientos invasivos con el entorno. Por tanto, no nos referimos únicamente al papel, sino igualmente a otros materiales como pueden ser los que componen los propios tonners de las impresoras.

Técnicas de impresión sin agua y tintas de procedencia vegetal

A todo esto, hay que añadir la implantación de técnicas como la impresión sin agua, que al margen de no consumir un recurso natural escaso generan una cantidad de residuos y emisiones apreciablemente menor.

De la innovación bajo coordenadas medioambientales no se escapan ni las tradicionales tintas que han sido utilizadas en el sector desde tiempos inmemoriales, estando de hecho proliferando ya desde hace unos años las de tipo vegetal. Dentro de estas, las que se han revelado que ofrecen los mejores resultados son las elaboradas con soja y sus derivados, que garantizan una calidad de impresión profesional que resulta indistinguible de la de tintas que proceden de hidrocarburos contaminantes como el petróleo.

Así, vemos que apostar por la vía eco-friendly en materiales y procedimientos productivos no solo permite preservar la calidad, sino que además trae de la mano nuevas tecnologías mucho más eficientes que consumen menos energía, y que dan la oportunidad tanto de ahorrar en el suministro en una coyuntura de alza de precios, como sobre todo de poder contribuir a la conservación del medio ambiente, que es el gran reto compartido que tienen nuestras sociedades.

Fuente: Redacción Ambientum



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de