La UTE “Plataforma Marítima” ha resultado adjudicataria del concurso para la construcción de la Plataforma Oceánica en el mar a 2,7 millas náuticas al Este de la costa de Telde, en la isla de Gran Canaria, por el sistema de diálogo competitivo, considerando la complejidad del proyecto y sus implicaciones de carácter económico, tecnológicas, científicas, funcionales y administrativas.

En el momento previo a la firma, Juan Ruiz Alzola destacó que esta infraestructura tiene gran importancia en el desarrollo de la Estrategia de Especialización Inteligente (RIS3), puesto que supone una apuesta por la ciencia y la tecnología en el sector marino-marítimo, uno de los ámbitos en los que Canarias posee numerosas ventajas competitivas.

El director de la PLOCAN, Octavio Llinás, apuntó que la Plataforma nace con la vocación de movilizar una economía basada en el conocimiento y facilitar la labor a los investigadores en sus desarrollos tecnológicos y a las empresas, para generar e introducir en el mercado nuevas soluciones y servicios en el campo marino-marítimo. En esta misma línea, José Doncel señaló que la materialización de la Plataforma abre un amplio abanico de oportunidades para la exploración científico tecnológica del mar.

El 10 de diciembre de 2007, la Administración General del Estado y el Gobierno de Canarias firmaron un convenio de colaboración para la satisfacción de intereses públicos concurrentes vinculados a la investigación científica y el desarrollo tecnológico por el que se creó el Consorcio "Plataforma Oceánica de Canarias" para la ejecución de los trabajos de diseño, construcción, equipamiento y explotación de una infraestructura científica y tecnológica singular (ICTS) denominada PLOCAN, para la investigación científica y tecnológica en todos los aspectos relativos a las ciencias y tecnologías marinas y aquellas cuyo desarrollo exige disponer de laboratorios situados en el medio marino. La financiación del consorcio PLOCAN proviene de las aportaciones anuales que realizan al 50% el Ministerio de Economía y Competitividad y el Gobierno de la Comunidad Autónoma de Canarias, con cofinanciación de fondos FEDER, y de ingresos propios del consorcio.

PLOCAN construirá su principal infraestructura científica y tecnológica en el mar, a 2,7 millas náuticas de la costa y 30 metros de profundidad. La estructura es muy novedosa e innovadora, tanto en sus instalaciones, como en su funcionamiento y servicios. Dispondrá de talleres, laboratorios, hangar, centro de comunicaciones, instrumentación y un tanque de ensayos para robótica submarina.

El acceso a la Plataforma se realizará mediante un embarcadero equipado con un sistema de grúas hasta 10 metros de alcance y 20 toneladas de capacidad de carga, suficiente para facilitar el trasiego de contenedores. La superficie útil de trabajo es de aproximadamente 2.500 metros cuadrados y tendrá capacidad para un máximo de 40 científicos, con un máximo de 15 días de autonomía de funcionamiento.

Seguridad y comunicaciones

En materia de seguridad y comunicaciones, la Plataforma estará equipada con sistemas de alerta y detección de navegación marítima, sistemas de comunicaciones mediante fibra óptica, radio y satélite, así como un sistema de videovigilancia diurna y nocturna 360C con visión submarina. En caso de emergencias, se podrá realizar la evacuación por vía aérea mediante un helipuerto. La Plataforma se ha diseñado para que en las condiciones más adversas tenga una autonomía de dos semanas, gracias a los depósitos propios de los grupos electrógenos (995 litros cada uno) y un depósito de gasoil auxiliar de 50.000 litros.

El inicio de la construcción está previsto para finales del año 2012, tras la entrega del proyecto definitivo. El plazo estipulado en el contrato para la realización de las obras es de 12 meses. La construcción de la Plataforma inducirá en fase inicial puntas de trabajo de más de cien personas, a las que se añadirán luego empresas de suministro de materiales de elementos electromecánicos, portuarios y sectores análogos de la industria auxiliar local.

La puesta en marcha de las operaciones de la Plataforma atraerá investigación y actividad empresarial relacionadas, entre otras, con la robótica submarina o las energías renovables marinas. La robótica submarina está creciendo a un ritmo acelerado, superior al 12% anual, impulsada por las aplicaciones relacionadas con la explotación de recursos minerales y energéticos, la defensa o la industria de las comunicaciones. Todos estos sectores incrementarán significativamente su actividad en los próximos años. Sólo en aplicaciones de la robótica submarina relacionadas con el sector energético se invertirán este año más de 1.500 millones de dólares, a pesar de la crisis económica.

Energías renovables marinas

Las energías renovables marinas es otro campo que está creciendo también a ritmo trepidante, especialmente en Europa, aunque también de forma incipiente en China, USA, Corea e India y, recientemente, en Japón, que ha iniciado políticas decididas para la incorporación de energías renovables procedentes del mar después de los incidentes de Fukushima. La inversión realizada el pasado año sólo en el sector eólico en el mar superó los 2.500 millones de euros, estando previsto un incremento medio en los próximos años superior al 20% con el consecuente incremento del número de empleos. La Plataforma Oceánica de Canarias será un revulsivo para diversificar las actividades en el sector marino-marítimo del Archipiélago, aprovechando las capacidades portuarias existentes y las enormes oportunidades de negocio que ofrece este sector a Canarias, que dispone de privilegiados recursos naturales energéticos y una valiosa posición estratégica en el mar.

PLOCAN integra y opera simultáneamente elementos que tradicionalmente son diseñados y construidos de forma independiente, tales como un observatorio marino, una base de vehículos, máquinas e instrumentos marinos y un banco de ensayos con instrumentación y equipos, tecnológicamente muy avanzados, tanto de observación y uso, como de producción a partir de recursos renovables marinos.

Las instalaciones de PLOCAN concentran un conjunto de infraestructuras y laboratorios experimentales capaces de trabajar de forma autónoma. La base de vehículos servirá para que las empresas y grupos de investigación puedan desarrollar prototipos y dispositivos en el ámbito de la robótica e instrumentación subacuática, un mercado en pleno desarrollo. El banco de prueba servirá de apoyo a actividades dedicadas al aprovechamiento de recursos energéticos del océano y al llamado "crecimiento azul" (cultivos marinos, biotecnología, energías renovables, etc.).

Las condiciones de Canarias son ideales para el desarrollo de las tecnologías asociadas a los recursos marinos, un sector con capacidad para la generación y atracción de empresas e inversiones. En este sentido, las instalaciones permitirán un acceso ágil, seguro y eficiente al océano desde la superficie, a modo de "puerta del océano", abriendo así oportunidades de negocio e innovación para científicos y emprendedores.

PLOCAN está al servicio de toda la comunidad científica y de las empresas, actuando no sólo como generador de conocimiento, sino como acelerador para su conversión en productos, servicios o nuevas tecnologías de valor social y económico en campos como las energías marinas, los cultivos marinos, la seguridad, el salvamento marítimo, la contaminación marina o el cambio climático entre otros. Está abierta a la colaboración internacional, insertándose de pleno en las iniciativas actuales y futuras de coordinación y colaboración europeas en este campo, permitiendo desarrollar proyectos de I+D+i únicos en su ámbito.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de