Ya finalizada la COP26, Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2021, los acuerdos alcanzados por los diferentes estados parecen llevar las políticas ambientales en el sentido de mitigar los efectos del calentamiento global. Medidas macro como la transición energética hacia fuentes renovables, la discontinuación del uso de combustibles fuertemente contaminantes y la ayuda a países en desarrollo fueron los ejes de las discusiones de la cumbre.

La contribución individual es fundamental

Sin embargo, es claro que no basta únicamente con compromisos políticos de largo plazo para evitar que el cambio climático tenga consecuencias irreversibles para la vida en nuestro planeta. Aportar nuestro granito de arena para reducir el gasto energético y la contaminación ambiental es un paso importante para generar un efecto positivo.

Muchas empresas de diversos sectores no relacionados con la producción han comenzado a sumarse a los esfuerzos que se realizan en actividades industriales para reducir la huella de carbono. El turismo en particular está impulsando más y más la idea de sostenibilidad, es decir, brindar servicios minimizando el impacto de los visitantes sobre el entorno natural de destino. Una mayor disponibilidad de alternativas verdes para viajar, junto con el compromiso de los turistas, puede marcar la diferencia para la preservación del ambiente a futuro.

La conciencia ambiental también es importante durante las vacaciones

Si pensamos en algunas de las fuentes de gases de efecto invernadero, el transporte aéreo es una de las que aporta mayor CO2 al ambiente. Por este motivo, es uno de los puntos básicos en los que se puede disminuir nuestra contribución a las emisiones. Optando por alternativas de menor impacto como el tren y el autobús nuestro aporte de dióxido de carbono se reducirá a la décima parte.

No obstante, cuando se trata de destinos lejanos o incluso viajes intercontinentales, elegir un medio de transporte alternativo está fuera de toda posibilidad. En este caso, los buscadores de billetes aéreos suelen informar las emisiones de cada vuelo, permitiéndonos elegir los más amigables para el medioambiente, y muchas aerolíneas incluyen la opción de pagar un coste adicional para compensar nuestra huella de carbono.

Los restaurantes y hoteles también están promoviendo medidas para trabajar en forma verde, ahorrando en el uso de la energía eléctrica, el acondicionamiento de aire y minimizando el desperdicio de agua potable. Preparar alimentos con verduras y frutas de estación, evitar el uso de plásticos e incorporar el reciclaje son otras de las medidas con las que las empresas ligadas al turismo pueden hacer su parte. Estas políticas, sin embargo, encarecen el coste final de los servicios.

¿Cómo solicitar un préstamo online para financiar un viaje sostenible?

Conseguir el dinero extra para organizar unas vacaciones con el mayor respeto posible por el ambiente es mucho más fácil ahora a través de internet. Se pueden solicitar préstamos rápidos de hasta algunos miles de euros en forma completamente online, eligiendo el plazo de devolución que nos resulte más conveniente. Los requisitos para acceder a estos instrumentos son pocos: ser mayor de edad, contar con un documento de identidad, una cuenta bancaria y una nómina para comprobar el nivel de ingresos.

La ventaja principal de estos créditos rápidos es que, una vez aprobada la solicitud, el dinero se transfiere en forma casi inmediata. Los mejores préstamos ingresan el dinero en la cuenta en poco más de 15 minutos, por lo que podemos empezar a gastar el dinero en reservar noches de hotel y excursiones prácticamente en el acto. Esto permite, además, que no tengamos que planificar nuestro viaje con meses de antelación y podamos dejarnos llevar por la inspiración del momento, o aprovechar algunos días libres inesperados en el trabajo.

Los aspectos principales a evaluar cuando se pide un préstamo rápido son la tasa de interés y las comisiones. El tipo de interés es lo que determina el coste de financiación total, es decir, cuánto dinero pagaremos por encima del importe solicitado, mientras que las comisiones son cargos adicionales por gestiones administrativas u otros servicios. Encontrar las ofertas de créditos con la menor tasa y sin comisiones es la mejor forma de reducir el valor de las cuotas mensuales de devolución, para evitar un golpe al bolsillo que podría ponernos en dificultades económicas en el futuro.

Fuente: GRC Media AB



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de