PIXABAY

Un reciente estudio, realizado por Oxford Economics y SAP, revela cuales son los principales obstáculos que encuentran las empresas para poner en marcha iniciativas de sostenibilidad. Destacan la falta de comunicación y compromiso por parte de los directivos; el uso ineficaz de los datos; las tecnologías aisladas que no comparten procesos o información; y la falta de colaboración y alianzas entre empresas y sectores.

El estudio también muestra que los argumentos empresariales a favor de ellas. En este sentido, los directivos expresan su deseo de que sus organizaciones sean más sostenibles, citando la eficiencia (58%), la mejora de la reputación de la marca (46%) y la satisfacción de las necesidades de los clientes (44%) como principales beneficios.

«Los directivos reconocen que los esfuerzos de sostenibilidad pueden conducir a una mayor rentabilidad, atraer tanto a los clientes como a los empleados e impulsar un impacto positivo en sus cadenas de suministro», ha declarado Vivek Bapat, vicepresidente senior de Propósito y Sostenibilidad de SAP.

«Pero alcanzar estos objetivos requiere de un alto grado de comunicación y compromiso. En SAP, estamos tratando de entender cómo podemos apoyar a estas empresas en la obtención de resultados de sus objetivos de sostenibilidad y en la definición de las mejores prácticas en todas las industrias».

Los principales retos para las empresas que quieren ser más sostenibles

El estudio de Oxford Economics y SAP ofrece datos exhaustivos que permiten obtener una imagen amplia de los esfuerzos de sostenibilidad de las empresas.

De las respuestas se desprenden los principales retos en los que las que se pueden centrar las organizaciones para mejorar sus resultados de sostenibilidad y pasar a la categoría de «líderes».

Los esfuerzos para abordar estas preocupaciones se dividen en cinco áreas principales

  • Comenzar con el apoyo de los directivos: Los esfuerzos en materia de sostenibilidad deben empezar por establecer un plan explícito que se comunique y destaque en toda la organización.
  • Impulsar una comunicación clara y coherente: Si bien los esfuerzos de sostenibilidad comienzan en los niveles superiores de la organización, los empleados deben convertir la visión en acción. Conectar a los equipos clave con objetivos claros es importante para impulsar un mayor rendimiento de la sostenibilidad.
  • Integrar procesos, tecnologías y datos: La mayoría de las empresas no han integrado la sostenibilidad en sus estrategias principales, lo que ha dado lugar a tecnologías desconectadas que realizan una doble contabilidad, impiden la planificación estratégica y no tienen conexión entre la información financiera y la no financiera. La unificación de estos activos proporciona visibilidad del avance y el rendimiento.
  • Extender las prácticas sostenibles a clientes, socios y proveedores: Los proveedores de energía son un componente clave de las prácticas de sostenibilidad, pero más de un tercio de los encuestados no considera que utilizar proveedores de energía sostenibles sea fundamental para sus objetivos de reducción de carbono (36%). Tampoco imponen a sus socios los mismos requisitos que se imponen a sí mismos. La sostenibilidad es un deporte de equipo que requiere la participación de toda la cadena de suministro.
  • Comprender que los datos son fundamentales: La captación y el análisis de datos permiten conocer los recursos y la eficiencia. Permite a la organización medir los resultados y avisar cuando se necesitan mejoras. Este componente clave constituye un área madura para la innovación en todas las industrias.

Fuente: Noelia López Redondo / EnergyNews

Artículo de referencia: https://www.energynews.es/los-principales-retos-para-las-empresas-que-quieren-ser-mas-sostenibles/



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de