Cada vez un mayor número de viajeros consideran que hacer turismo sostenible puede convertirse en una forma de vida, otros lo siguen considerando una simple alternativa a considerar durante sus vacaciones. De cualquiera de las dos maneras, los viajes ya forman parte de nuestras cotidianeidad. Son cada vez más las personas que eligen seguir su instinto curioso y sumergirse en la aventura de conocer nuevas ciudades, paisajes sorprendentes y culturas diversas.

Múltiples portales, blogs y sitios webs ofrecen información y asistencia turística con el objetivo de facilitar ciertas tareas que pueden resultar engorrosas al momento de viajar. Disfrutar sin preocupaciones es lo único que deberíamos pensar en el momento de emprender una aventura. Uno de los temas que puede resultar algo burocrático, pero que no puede dejar de atenderse, son los permisos que se necesitan para ingresar a un país extranjero, más conocidos como visados.

Existen portales como Evisa Express, que brinda soporte virtual para realizar este tipo de trámites de forma segura. El objetivo de sitios como Evisa Express, que se dedican a realizar visados electrónicos, es acelerar el proceso de autorización de estos documentos que son obligatorios para poder ingresar en ciertos países.

Pensar en un turismo sostenible

Como mencionamos anteriormente, hay países que solicitan un visado para poder ingresar, documento que actualmente no solo se puede tramitar de forma electrónica sino que también puede ser gestionado por empresas que se dedican a hacerlo. Ahora bien, si hablamos de respetar las condiciones estipuladas por el país de destino para ingresar, deberíamos contemplar también aquellas normas implícitas que todo viajero debería considerar.

El turismo sostenible es una manera respetuosa de vincularse con el medio ambiente que estamos visitando, intentando generar el menor impacto negativo posible.

¿Qué es el turismo sostenible?

La Organización Mundial de la Salud (OMS), define “sostenible” como aquellos procesos que tienen como objetivo preservar los recursos naturales del planeta. En el caso de un viaje, no solo se trata de cuidar los recursos naturales del lugar, sino también de retribuir a la economía local y de respetar la cultura autóctona y su gente.

¿Cómo llevar a la práctica el turismo sostenible?

Existen diversas maneras de llevar adelante un turismo sostenible que reduzca el impacto negativo en el medio ambiente que estamos visitando. Algunos de ellos son:

1. Reducir el uso de medios de transportes que generan dióxido de carbono

Es cierto que no todas las personas viajan por el mundo con el mismo objetivo, hay quienes lo hacen por cuestiones de negocios y otras personas por el simple placer de conocer nuevos lugares. Para aquellas personas que están de vacaciones es más sencillo no atarse a horarios y sentirse relajados para recorrer sin la obligación de llegar a algún lugar en una hora determinada.

Para esos casos, es preferible poder caminar, moverse en bici, monopatín, tren o cualquier otro medio de transporte que quizás alargue los tiempos de traslados, pero que seguramente no contamine el aire del lugar.

2. Consumir cuidadosamente recursos como el agua y la energía eléctrica

Las vacaciones son días en los que nos encontramos más relajados y laxos con las medidas que seguramente tenemos incorporadas en nuestra vida cotidiana. Por eso, es importante recordar que el consumo de agua debería ser muy cuidado, al momento de higienizarnos y lavar la ropa o la vajilla.

Así mismo, el cuidado de la energía eléctrica también es fundamental. Para cuidarla solo basta con verificar que todas las luces y artefactos eléctricos se encuentren apagados antes de salir del ambiente en el que nos hallamos. También, podemos evitar dejar enchufados los cargadores en desuso de dispositivos electrónicos que consumen energía innecesaria.

3. Consumir productos autóctonos

Principalmente las personas que viajan para recrearse eligen llevarse algún souvenir de recuerdo. Es en esos casos en donde elegir un producto artesanal de producción local, favorecerá mucho más a la economía del lugar que apuntar a un producto estandarizado de una gran empresa.

4. Descartar los residuos debidamente

Por último, y aunque pueda resultar una obviedad, no está de más recordar la importancia de descartar debidamente y en el lugar indicado los residuos que generamos. Esto ayudará a mantener limpio el medio ambiente y conservar la flora y fauna del lugar.

Cualquiera sea el motivo que estimule nuestro viaje es necesario ser respetuosos con las normas que establece ese país. Es decir, tener en cuenta las autorizaciones legales que nos permitirán entrar (visas) y las normas de convivencia que nos ayudarán a permanecer armoniosamente en el lugar, por un periodo de tiempo.

Fuente: Ambientum



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de