Fomento de San Sebastián ha presentado junto con el departamento de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Donostia-San Sebastián y las empresas Acciona y Tecnalia el proyecto STEEP, que se va a desarrollar dentro de la convocatoria Smart Cities del Séptimo Programa Marco de la Unión Europea.

Smart Cities es una línea de trabajo estratégica para la Comisión Europea que busca desarrollar el concepto de ciudad inteligente: aquella ciudad comprometida con su entorno que intenta mejorar la calidad de vida de la ciudadanía a través de elementos más sostenibles y tecnológicamente más avanzados en aspectos como el desarrollo económico, el medio ambiente, el transporte, la eficiencia energética o las tecnologías de la información.

La Comisión Europea valora la experiencia en eficiencia energética

La propuesta presentada por San Sebastián junto a las ciudades de Bristol, en Reino Unido, y de Florencia, en Italia, has sido elegida por la Comisión Europea para desarrollar este proyecto que pretende crear un Plan de Ciudad inteligente que tendrá en consideración a todos los actores implicados en la cadena de valor energética.

El objetivo es el desarrollo de un Plan de sostenibilidad integrado (tanto a nivel de ciudad como a nivel distrito) que analice de forma específica la eficiencia energética a lo largo de los diferentes actores clave promoviendo así un mayor valor agregado.

Este proyecto, liderado por Donostia, supone para San Sebastián un gran posicionamiento ante la Comisión Europea que ha valorado la experiencia de nuestra ciudad en eficiencia energética así como la de Bristol en TICs y la de Florencia en temas de movilidad. San Sebastián coordinará este proyecto que cuenta con un presupuesto total que asciende a 2.197.398 euros de los que 809.357 euros se quedarán en la ciudad.

El departamento de Medio Ambiente, por su parte, tiene en marcha un plan de acción que va en la línea del programa y que viene a demostrar que el trabajo realizado hasta ahora es coherente con los objetivos del programa. En ese sentido, en enero se remitió a la Comisión Europea, el Plan de Acción de Energía Sostenible, en el que se recogen más de 200 acciones a desarrollar en distintos ámbitos. Y es que una de las herramientas en la lucha contra el cambio climático es la eficiencia energética.

La apuesta es alcanzar el objetivo de reducir para el 2020 un 20% el consumo energético, otro 20% la emisión de gases de efecto invernadero, y potenciar un 20% el uso de las energías renovables.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de