La microred energética inteligente i-Sare, con una potencia de 400 kW, se instalará en el edificio Enertic, situado en el Polígono 27 de San Sebastián que, además, contará con un ecodiseño que lo convertirá en próximo a emisiones cero.
En una primera fase, la microred i-Sare servirá de banco de ensayo para desarrollar y experimentar con diferentes tecnologías que se vislumbran como el futuro de las redes eléctricas a nivel mundial.

i-Sare tiene como líneas de trabajo añadidas el constituirse en un referente para las nuevas generaciones respecto al funcionamiento de este tipo de sistemas y a la importancia de la concienciación energética. Asimismo, se convertirá en un laboratorio capaz de testar y homologar soluciones que las propias empresas del sector desarrollen, creando nuevos productos que generen puestos de trabajo de alto valor añadido en nuestro entorno.

La ejecución física del proyecto, auspiciado por la Diputación Foral de Gipúzcoa, con una aportación de 4 millones de euros, que ha confiado a GAIA-Cluster TEIC e IK4 Research Alliance su impulso y desarrollo, cuenta con las capacidades y participación activa de varias empresas guipuzcoanas y centros tecnológicos, coordinados por el Grupo Jema: Ingesea, Electrotaz, Cegasa, Oasa Transformadores, CEIT- IK4, IK4-Tekniker, IK4- Cidetec.

El presupuesto total estimado, que se completa pricipalmente por las empresas y centros tecnológicos participantes en el mismo, es de 6,5 millones de euros, y a través de él, las entidades firmantes han apostado por una línea estratégica en la que se quiere posicionar a Donostia y al territorio de Gipúzcoa en las redes europeas e internacionales que actualmente desarrollan y difunden experiencias en el campo de las redes inteligentes.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de