La pasada semana se empezó a pavimentar con este nuevo material, que es capaz de absorber las sustancias nocivas para la salud humana, la calle Madre Esperanza, tras el Palacio de San Esteban.
 
De esta forma se ha desarrollado un asfalto que reduce los agentes contaminantes a nitratos y nitritos, que son inofensivas para el medio ambiente.
 
Este asfalto permite el desarrollo de mezclas bituminosas descontaminantes y tiene como objetivo disminuir la concentración de NOx, COV´s y CO2 en esta zona urbana de alta concentración de estos componentes, mediante la aplicación de un nuevo tipo de mezcla que posee la capacidad de descontaminación debido a las propiedades fotocatalíticas de los materiales.
 
La concejal Martínez-Vidal ha apuntado que la colaboración del Ayuntamiento de Murcia con el Centro Tecnológico de la Construcción de la Región, que se hace sin que conlleve coste económico para el ayuntamiento, no solamente se va a centrar en la construcción del nuevo asfalto sostenible, sino que también va a redundar en beneficios tan importantes como potenciar la I+D+i empresarial, ya que se va a asistir a las empresas que quieran incorporar nuevas tecnologías; mejorar el conocimiento tecnológico de los técnicos municipales, mediante la formación y la participación en experiencias innovadoras; implicar a la ciudadanía en el conocimiento de las nuevas tecnologías más ecológicas y más seguras.
 
Con estas iniciativas, el Ayuntamiento de Murcia avanza en su objetivo de reducir en un 20% las emisiones de gases de efecto invernadero, alcanzar un 20% el ahorro energético y el uso también del 20% de las energías renovables para el año 2020.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de