La acción gira en torno a la explicación de cómo reciclar de forma correcta. Por este motivo, se conciencia a los ciudadanos de la necesidad de distinguir los residuos que deben depositarse en los contenedores verdes y los que no, es decir, los denominados impropios.

Los distintos anuncios, todos caracterizados por un tono humorístico para hacer más ameno el mensaje a transmitir, recuerdan que en los iglúes verdes sólo deben depositarse botellas, tarros y frascos, poniendo de relieve las diferencias que existen entre este tipo de residuos de vidrio y los que no lo son, los cuales, sin embargo, se depositan por error, como la cerámica, las bombillas o la porcelana, entre otros.

Cerca de 26.000 toneladas, recicladas

Durante el año 2009, Canarias recicló un total de 25.829 toneladas de vidrio, dato que vino acompañado por un índice de sensibilización ciudadana de 12,3 kilogramos de vidrio depositado en el contenedor por cada habitante.

Canarias es la cuarta comunidad autónoma con mayor dotación de contenedores. Con los 170 nuevos iglús instalados el pasado año, el Archipiélago canario cuenta ya con 8.670 puntos para depositar sus residuos de envases de vidrio, lo que significa que posee un índice de contenerización de un iglú por cada 243 ciudadanos, mejorando la media nacional situada en 284 contenedores por habitante. El 100% de la población de las islas cuenta con un contenedor cerca de su hogar.

Las islas de Fuerteventura, La Palma y La Gomera destacan en cuanto a sensibilización de sus ciudadanos (reciclan una media de 25,2 Kg/Hab, 19,6 Kg/Hab y 19,2 Kg/Hab, respectivamente), todas por encima de la media nacional que es de 15,2. Gran Canaria y Tenerife son las islas con mayor volumen de vidrio reciclado, con 9.318 y 8.984 toneladas de vidrio recogidas respectivamente.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de