En 2011, el último año que los datos están completos, el volumen registrado fue de 2.004.662 toneladas, lo que resulta en una reducción del 13% de las registradas en 2010. De esa cantidad, sólo el 5% son residuos peligrosos.

Así lo reveló el Consejero de Planificación e Infraestructuras de la Xunta de Galicia, Agustín Hernández, quien compareció en rueda de prensa, junto con el Secretario General de Calidad y Evaluación Ambiental, Justo de Benito, diagnósticos realizados, y el contenido de Programa de Prevención de Residuos Industriales de Galicia 2013-2016.

Manifestó que la reducción de la producción de residuos es el camino por el que el Consejo tiene la intención de continuar, y dijo que, además de los informes de los beneficios ambientales, esta disminución también implica lograr un ahorro significativo para el sector industrial, para que cuantos menos residuos se produzcan el costo de su tratamiento sea menor para las empresas.

En este sentido, ha destacado que la Consellería de Medio Ambiente tiene una línea de ayudas para contribuir a esta reducción y a una correcta gestión de los residuos industriales, que desde 2010 lleva concedidos más de 2 millones de euros a las empresas para la gestión de sus residuos.

Los análisis realizados por la Secretaría General proporcionar información sobre la generación de este material por provincias, sectores, tipología o gestión final de los mismos. Así, según su tipología (código LER) los residuos peligrosos más generados en Galicia son los aceites, los cuales representan el 32% del total de residuos peligrosos. Estos, junto con las baterías, son los residuos cuya producción está más atomizada, con costes de gestión de transporte elevados, pero que en conjunto no suponen un volumen muy importante.

En cuanto a los no peligrosos, destacan los residuos  procedentes de construcción y demolición, seguido del corte y la serradura de piedras y limaduras y virutas de metales férricos.

Por sectores, destaca el de la construcción y demolición, con casi el 30% del total generado seguido de ceniza y escoria generada en la industria de la energía eléctrica. Seguido en importancia los residuos de moldeo y tratamiento de superficies metálicas (industria automotriz y naval) y de Procesamiento de Piedra, que sumados con la industria agroalimentaria suponene un 76% de los residuos generados.

Con respecto a los datos por provincia, en lo que se refiere a residuos peligrosos destaca A Coruña con casi la mitad de la producción (refinación y la producción de aceite de aluminio), y en Lugo aumenta significativamente la tasa en comparación con RNP, debido a la importancia del sector de la producción de aluminio en la provincia.

La mayor generación de residuos no peligrosos corresponde a Pontevedra (industria automotriz, el papel, la extracción de granito y madera), seguida de A Coruña (en la producción de electricidad y refinerías de petróleo.

Gestión final de los residuos

Otras variables analizadas para el diseño del programa fue su tratamiento final en función de la peligrosidad. En relación a los residuos peligrosos, destaca la eliminación a través del depósito en vertederos controlados; mientras que en el caso de no peligrosos son en su mayoría reciclados o valorizados, alcanzando cifras próxinas al 75%. Galicia cuenta con 340 lugares para la gestión de residuos industriales con una capacidad de tratamiento de más de 5.000.000 t / año.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de