Estas presiones, indica la formación política en una nota, se producen ante el debate y votación que se producirá el próximo miércoles de una batería de iniciativas para establecer la obligatoriedad de realizar estudios de evaluación ambiental y endurecer los requisitos para que puedan resultar positivos.

El Consejo Político Federal de IU ya ha expresado su rechazo a esta técnica y reclama una moratoria en su aplicación. El responsable federal de Políticas Energéticas de IU, Adolfo Barrena, recuerda que "la Eurocámara intenta obligar a todos los países comunitarios a implantar un riguroso sistema de evaluación ambiental de esta técnica" y pide un mayor compromiso del Parlamento.

"Es importante que esta obligatoriedad de evaluación de impacto ambiental se extienda también a las investigaciones y prospecciones de evaluación, ya que inciden en el territorio y provocan afecciones ambientales y de salud pública", afirma, antes de considerar que la nueva normativa "debe abarcar a todas y cada una de las actividades relacionadas con la extracción de gas recurriendo al ¨fracking¨".

Barrena denuncia además "las presiones" que IU ha "conocido" procedentes de "las empresas interesadas en aplicar el ¨fracking¨ en España y en el conjunto de Europa". "Entre otras acciones, están utilizando conocidos foros económicos para tratar de allanar el camino a la fractura hidráulica y evitar los controles que, como es razonable, pretende establecer la Unión Europea", indica.

"Lo más patético es que el propio ministro de Industria del Gobierno de Mariano Rajoy, José Manuel Soria, ha decidido ignorar el amplio rechazo social que hay hacia esta técnica y se ha alineado claramente con quienes ven en el ¨fracking¨ una oportunidad de negocio aun a costa de causar graves impactos ambientales, sociales y de salud pública", indica.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de