Con esta iniciativa, la Sociedad Gallega de Medio Ambiente se adentra en el mundo de los smartphones y de las nuevas tecnologías, para acercarse especialmente a los más jóvenes, dándole las claves para ayudarlos a diferenciar los materiales a introducir en cada recipiente y garantizando con esto su posterior reciclado.

La aplicación recoge información en torno al contenedor amarillo, destinado a acoger los envases de plástico, latas y briks; el azul, que alberga el papel y cartón; el iglú verde, para los envases de vidrio; y el contenedor verde convencional, para los restos no reciclables. También hace referencia al contenedor específico para pilas, que puede encontrarse en las casas consistoriales, colegios, centros sociales y establecimientos comerciales, así como a los puntos limpios, recintos cerrados donde los ciudadanos trasladan aquellos desechos que, dadas sus especiales características y grado de peligrosidad y toxicidad, deben recibir un tratamiento diferenciado por parte de gestores autorizados, no disponiendo de contedores a pie de calle.

También se hace referencia al compostaje doméstico en las viviendas unifamiliares que cuentan con huerta y/o jardín, pudiendo fabricar a partir de la materia orgánica generada en las mismas un abono natural de alta calidad con excelentes propiedades para el suelo, sustituyendo a los fertilizantes artificiales. Se trata de una forma ecológica con la que reducir la producción de basura y propiciar el reciclado de los restos orgánicos, disminuyendo las cantidades de desperdicios a entregar a Sogama.

En todos los casos, se explica, de una forma amena, sencilla y divertida, el circuito de recogida y gestión de cada tipo de residuo, desde que se genera hasta que se trata de forma correcta para minimizar su impacto ambiental.

Beneficios del reciclaje

Además, y para que los usuarios puedan tomar conciencia del resultado de su labor, se informa acerca del proceso de reciclado de los desechos y productos a fabricar a partir de estos, aludiendo igualmente a la valorización energética de la fracción resto y su conversión en energía eléctrica, labor asumida por Sogama en Galicia.

La App también trabaja en el ámbito de la concienciación ciudadana, argumentando las razones por las que deben clasificarse los desperdicios en origen y ensalzando la colaboración de la población como condición indispensable para garantizar la recuperación de estos.

Asimismo, se ponen de relieve el ahorro, tanto de energía como de materias primas, que reporta el reciclaje. Por ejemplo, que la energía que se ahorra reciclando una sola lata de aluminio puede hacer funcionar un televisor durante tres horas, que por cada tonelada de papel reciclado evitamos la tala de 24 árboles adultos o que el reciclado de cuatro botellas de vidrio ahorra la energía equivalente a mantener un frigorífico funcionando un día entero.

La aplicación cuenta igualmente con un apartado Sabías que… en el que se incluyen datos y curiosidades de interés: que una bolsa de plástico puede tardar 1.000 años en degradarse, que con 15 botellas plásticas se puede elaborar uno forro polar, y con 6 briks, una caja de zapatos, que por cada 100 kilos de residuos orgánicos se pueden obtener alrededor de 30 kilos de compost, o que con la energía eléctrica que se produce en el complejo industrial de Sogama en Cerceda se logra abastecer una ciudad de tipo medio (100.000 hogares).

Juego

La información se complementa con un juego en el que los usuarios tienen la oportunidad de llevar a la práctica del aprendido. Una vez identificado el residuo que aparece en pantalla, debe identificarse el contenedor de destino para posibilitar su recuperación.

Link activo en Apple e iPad

Link activo en Android



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de