La Consellería de Medio Ambiente iniciará esta semana los trámites para abrir expediente a una fábrica situada en la localidad coruñesa de Padrón por un vertido accidental de fuel al río Ulla, motivado por una grieta en sus tanques de oxigenación.

Según señalaron a Europa Press fuentes de Medio Ambiente, el vertido se inició el sábado cuando una tubería que pasa por debajo de los tanques de oxigenación se rompió y filtró el fuel de los depósitos al río, generando una mancha de unos dos kilómetros de extensión.

Los trabajos de limpieza del Ulla, que se iniciaron en la tarde del sábado, se reiniciaron a primera hora de ayer con la participación de cuatro vigilantes fluviales y un agente territorial.

En concreto, Medio Ambiente señaló que los efectivos desplazados se esfuerzan en estos momentos en limpiar "las zonas del río de más difícil acceso" como son los bordes donde hay vegetación.

Asimismo, en la zona se encuentran también dos técnicos de Medio Ambiente tomando muestras del agua del río y del vertido para determinar el grado de afectación que puede tener la flora y la fauna del Ulla como consecuencia del contacto con la sustancia.

Medio Ambiente confirmó además que durante toda la semana se mantendrán en la zona agentes de la consellería para seguir tomando muestras, vigilar la evolución de la zona y cerciorarse de que no aparezcan nuevas marchas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de