Comienza el proceso para prohibir las bolsas de plástico en 2020

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha abierto ese plazo para recabar aportaciones y sugerencias al decreto hasta el próximo 15 de septiembre. El decreto -ahora en borrador- prohíbe las bolsas de plástico ligeras a partir de 2020, excepto las compostables, de acuerdo con las directivas europeas, ha informado el Ministerio en una nota de prensa.

Las bolsas de plástico están ya prohibidas en Francia o en Países Bajos, y también en Marruecos o en el Estado de California. El proyecto de Real Decreto prohibirá la distribución gratuita de las bolsas de plástico ligeras (las que tienen un espesor de entre 15 y 50 micras y que constituyen la inmensa mayoría de las que se consumen en España), salvo las compostables.

Así, los distribuidores deberán cobrar al consumidor un precio por bolsa entregada, y las únicas que seguirán siendo gratuitas serán las muy ligeras (menos de 15 micras), por razones de higiene o para contener alimentos a granel, como las empleadas para fruta, carne o pescado. A partir de enero de 2020 se prohibirá la venta de bolsas de plástico ligeras y fragmentables, con la excepción de las producidas con material compostable.

La excepción serán las bolsas de plástico «muy ligeras», aunque a partir de esta fecha deberán ser compostables, así como las bolsas más gruesas (de más de 50 micras) que podrán seguir entregando los comercios, previo cobro de las mismas, ya que sus características permiten, según el Gobierno, una mejor reutilización, pero deberán incorporar un contenido mínimo del 30 por ciento de plástico reciclado.

Una bolsa de plástico tiene un uso útil medio de 12 minutos y puede tardar hasta 500 años en descomponerse, según el Ministerio, que ha señalado que tan sólo el 35 por ciento de ellas se deposita en los contenedores amarillos para su reciclaje, por lo que acaban la mayoría dispersas en el medio ambiente.

Este decreto pretende conseguir una mayor limpieza en el entorno al reducirse la suciedad derivada del abandono de estas bolsas y lograr además una mayor sensibilización de la población por el excesivo consumo de productos de usar y tirar. En la última década se ha reducido en España el consumo de bolsas de plástico prácticamente a la mitad, pasando de 317 bolsas por habitante en 2007 a 144 bolsas por habitante en 2014, debido fundamentalmente a un cambio en las pautas de consumo de este envase.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de