Por Eva San Martín
esanmartin@ambientum.com

Seis millones de toneladas de residuos de madera se destinan en Alemania a la fabricación de tablero aglomerado y a la generación de energía. Unas cifras que dan idea del papel pionero en la reutilización de los residuos del país, que revoluciona el reciclaje y la revalorización de los productos madereros.

Los residuos de la madera, como los palés estropeados, es una fuente importante de biomasa, según su origen (forestal, industria y residuos) y su aplicación (eléctrica, térmica industrial y doméstica).

Separar los restos

Para Uwe Groll, Presidente de BAV e.V., la asociación alemana de recuperadores de madera, y representante de GROW en Alemania, “existen muchas posibilidades para la biomasa en Europa, si se impide su vertido junto a los residuos orgánicos como material biodegradable”.

Alemania experimenta un importante aumento del número de plantas de biomasa a partir de madera. La explicación se encuentra en el alto potencial energético de los residuos madereros.

Más de 150 plantas

En la última década, el número de instalaciones de biomasa maderera se ha triplicado en el país, que ya concentra más de 150 plantas.

Otra de las explicaciones, apunta el director de los recuperadores alemanes que explican el auge de este tipo de instalaciones, se encontraría en la amplia normativa ambiental desarrollada en el país. Legislación que, entre otras materias, se dedica al ámbito de las energías renovables. Unas normas que, afirman, hacen más atractivo invertir en nuevas instalaciones pequeñas y medianas de valorización de los residuos de la madera.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de