SIGRE Medicamento y Medio Ambiente ha sido galardonado por la Fundación MAPFRE con el premio a la “Mejor Actuación Medioambiental”. Con esta distinción, el Jurado de estos premios, que anualmente otorga la Fundación, ha querido distinguir, en su edición de 2008, la contribución que los agentes del sector farmacéutico están realizando, a través de SIGRE, para el desarrollo sostenible de la sociedad.

Logotipo de SIGRE

De esta manera, SIGRE ve reconocida su labor de concienciación ciudadana para conseguir un uso más responsable de los medicamentos, desde el punto de vista sanitario y medioambiental, cerrando correctamente su ciclo de vida y fomentando el reciclado de los restos de medicamentos y de sus envases a través de los Puntos SIGRE.

Para Juan Carlos Mampaso, Director General de SIGRE Medicamento y Medio ambiente, “el esfuerzo de la industria farmacéutica por diseñar envases más ecológicos, la logística que aporta la distribución farmacéutica, el asesoramiento del farmacéutico al ciudadano y la colaboración del resto de profesionales sanitarios han hecho posible la realidad actual de SIGRE. Sin la unión y el compromiso de todos, junto con la creciente concienciación ciudadana, ninguno de los objetivos que nos propusimos se habrían alcanzado”.

Como una prueba más de este compromiso, se ha decidido que la dotación económica de este premio se destinará a promover, en el seno del sector farmacéutico, “eventos de emisiones compensadas”. Mediante este procedimiento, se contribuirá al cumplimiento del protocolo de Kioto y se compensarán las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas de la celebración de los actos que se seleccionen.

SIGRE, a la vanguardia del reciclado de medicamentos en Europa

SIGRE Medicamento y Medio Ambiente es una entidad sin ánimo de lucro creada por iniciativa de la industria farmacéutica, con la colaboración de la distribución y de las farmacias, con el fin de ofrecer a todos los ciudadanos un sistema cómodo y seguro a través del cual pueden desprenderse de los envases y restos de medicamentos que ya no necesitan o que estén caducados, evitando así que estos residuos acaben en la basura o tirados por el desagüe, con consecuencias negativas sobre el delicado equilibrio de nuestros ecosistemas.

Los residuos de medicamentos recogidos por SIGRE son sometidos a un tratamiento que garantiza el reciclado de los materiales que forman el envase (papel, vidrio, plástico, etc.) y la destrucción controlada de los restos de fármacos que pudieran quedar en ellos. De esta forma, se evita que puedan dañar nuestro medio ambiente.

Este proceso se lleva a cabo en la Planta de Clasificación de Residuos de Medicamentos diseñada y construida exclusivamente para SIGRE y que es pionera en su género en Europa. Esta Planta permite clasificar los residuos de medicamentos según su tipología para someterlos posteriormente al tratamiento medioambiental más adecuado.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de