En declaraciones a Europa Press, la consejera ejecutiva del Departamento de Medio Ambiente del Consejo de Mallorca, Catalina Soler, se ha mostrado "contenta" este viernes porque el informe ratifica la legalidad de importar residuos, una iniciativa que se aprobó en el último pleno de la Institución, con las quejas de la oposición, que exigía esta documentación.

De esta forma, el Consejo cumple con el requerimiento realizado por los grupos de la oposición, PSIB y PSM-IV-ExM, y a principios de enero importará los primeros residuos, y aunque Soler aún no ha detallado las toneladas que llegarán en esta "prueba", ha señalado que "no serán muchas".

El Consejo insular deberá modificar el Plan Director Sectorial de Residuos, que establece que solo se pueden quemar residuos que se hayan producido en la isla, y de esta forma, tendrá que modificar también el contrato con Tirme.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de