En el marco del 39.o período de sesiones de la Conferencia de la FAO, los Estados Miembros aprobaron por unanimidad la nueva Carta Mundial de los Suelos.

La primera Carta Mundial de los Suelos (CMS) fue concebida y formulada, negociada y aprobada por los países miembros de la FAO en la Conferencia de la FAO de 1981. La Carta representó un importante instrumento normativo acordado por los Estados Miembros, cuyos principios debían ser promovidos por la Alianza Mundial sobre los Suelos (AMS). En estos tres decenios, los desafíos a los que hace frente el mundo se han hecho más manifiestos y graves. Los asociados de la AMS consideraron que los 13 principios enunciados en la Carta seguían siendo válidos, pero que era necesario actualizarlos y revisarlos a la luz de los conocimientos científicos adquiridos en los últimos 30 años, en especial con respecto a cuestiones nuevas como la contaminación de los suelos y sus consecuencias en el medio ambiente, la adaptación al cambio climático y la mitigación de sus efectos, y las repercusiones de la expansión urbana en la disponibilidad de suelos y las funciones que estos cumplen.

Era necesario ajustar la marcada orientación inicial de la Carta Mundial de los Suelos hacia la planificación de uso de la tierra y la evaluación del suelo; había que acoger las referencias y conceptos clave más recientes y más ampliamente conocidos, como el marco de servicios ecosistémicos; se tenían que tomar en cuenta las principales novedades ocurridas en el período intermedio, como los resultados de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD) y la consiguiente serie de nuevos avuerdos, así como la labor realizada por el Comité de Seguridad Alimentaria; y se tenían que reorganizar y ampliar las directrices para la acción a fin de tener en cuenta un conjunto más amplio de partes interesadas.

Se encargó al Grupo técnico intergubernamental sobre los suelos (GTIS) que elaborara una nueva versión de esta Carta Mundial de los Suelos y, a estos efectos, se le solicitó que celebraran amplias consultas entre la comunidad internacional relacionada con los suelos para ayudar en el proceso.

El GTIS logró presentar un texto revisado a la Asamblea Plenaria de la AMS en su segunda reunión, celebrada en julio de 2014. Tras la introducción de otros cambios por parte de la Asamblea, la CMS revisada fue aprobada por el Comité de Agricultura en su 24.o período de sesiones de octubre de 2014 y por el Consejo de la FAO en diciembre de 2014.

Coincidiendo con el Año Internacional de los Suelos 2015, los Estados Miembros, en el marco del 39.o período de sesiones de la Conferencia de la FAO, aprobaron por unanimidad la nueva Carta Mundial de los Suelos como un medio para promover e institucionalizar la gestión sostenible de los suelos en todos los niveles. Al hacerlo, los miembros también expresaron su satisfacción y reconocimiento por la labor realizada por la AMS y solicitaron su plena aplicación, con inclusión de la Carta Mundial de los Suelos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de