La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras viene de constatar que la recogida de plásticos agrícolas se multiplicó por 2,6 puntos desde su puesta en marcha hace casi 10 años. Así, en el año 2004 fueron 800 las toneladas recogidas hasta superar las 2.100 hasta agosto de 2013; el que en tener porcentuales implica un incremento de un 167%. De este modo, las toneladas acumuladas durante dicho período, desde el inicio de esta iniciativa hasta el mes de agosto de 2013, se recogieron y se trataron 21.441 toneladas de plásticos agrícolas.

Desde Medio Ambiente destacan la utilidad de este servicio con el que se garantiza la correcta gestión de este tipo de residuos (finalizada su vida útil) evita la proliferación de puntos de vertido y la incineración incontrolada, lo que limita la emisión de gases de efecto invernadero y permite la fabricación de nuevos productos plásticos.

El Programa de Recogida de Plástico Agrícola se trata de un servicio gratuito para los productores y los ayuntamientos que abarca la recogida, el transporte y la valorización de los residuos plásticos de uso agrario generados en todo el territorio gallego. Actualmente, 188 ayuntamientos están adheridos al programa, de los cuales 66 están en la provincia de A Coruña, 58 en Lugo, 39 en Ourense y 25 en Pontevedra.

Con la implantación de este sistema se contribuye a evitar los problemas ambientales asociados a estos residuos, que provocan un deterioro progresivo del entorno y un importante impacto paisajístico; al tiempo que se proporciona a agricultores y ganaderos una solución práctica y sin costes para su gestión.

Funcionamiento del servicio

Los ayuntamientos adheridos al programa son los encargados de poner la disposición de los productores una parcela adecuada para el almacenamiento temporal de los plásticos agrícolas, que deben entregarse el más limpios posible y atados o agrupados de manera que se facilite su recogida.

Cuando el punto de almacenaje alcanza una acumulación de plásticos superior a la mitad de su capacidad, el ayuntamiento se ponen en contacto con la empresa gestora para que lleve a cabo su retirada y los transporte hasta la planta de tratamiento.

Una vez allí, los residuos plásticos recogidos se reciclan mediante un proceso mecánico del que se obtiene granza plástica, que se comercializa como materia prima en la fabricación de nuevos productos plásticos, como bolsas de basura y tubo de polietileno.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de