La Junta de Extremadura, la Fundación Ecolec, y el resto de los Sistemas Integrados de Gestión (SIG) autorizados en la Comunidad autónoma participan en esta campaña, que se prolongará durante todo el mes de Julio.

La finalidad de esta acción es incentivar y concienciar a la población sobre la necesidad de reciclar los aparatos eléctricos y electrónicos que desechan y el rol fundamental que cada particular desempeña en la cadena de reciclado.

Los SIG sólo pueden proceder al reciclaje de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos si los usuarios entregan los aparatos viejos en los establecimientos, en el momento de una nueva compra de otro de las mismas características, o en los puntos limpios. Cuando los SIG recogen un residuo, lo llevan a la planta de tratamiento, donde lo desmontan, reciclan y recuperan aquellos materiales que, a posteriori, puedan servir para fabricar nuevos aparatos. Así se ahorra energía, agua y recursos naturales.

Las tiendas de electrodomésticos recogen los grandes electrodomésticos que sustituyen por la compra de uno nuevo. Pero en el caso de los pequeños electrodomésticos, como por ejemplo el tostador, la batidora, la radio, el móvil… por lo general terminan directamente en la basura y por ello se realizan este tipo de  campañas de información.

Un dato importante es que el 97,7% de una cafetera es reutilizable, sólo el 2,3% restante es residuo como tal en la planta de reciclaje. En los grandes electrodomésticos pueden ser recuperados hasta un 80% de los materiales.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de