Las actividades más afectadas en estos dos últimos años han sido el depósito en vertedero -33,7 %, el tratamiento físico químico -33 %, la eliminación de equipos contaminados con PCB´s con un -33 %, y los centros de transferencia -30,5 %.

La reducción de actividad en el caso de los equipos contaminados con PCB es llamativa puesto que el pasado 31 de diciembre finalizó el plazo que la legislación europea establece para que los poseedores de estos equipos eléctricos los entreguen para su eliminación, y sin embargo aún quedan cantidades por tratar que al actual ritmo de tratamiento llevaría aproximadamente 2 años  hasta cumplir el objetivo. 

La principal razón para esta acentuada disminución de la actividad es la propia paralización de la actividad económica e industrial y el deterioro de la capacidad financiera de las Administraciones públicas y empresas industriales.

La reducción continua de la generación de residuos está derivando en un exceso de la capacidad de tratamiento que se estima en un 100%, y está comprometiendo la supervivencia de muchas de las instalaciones existentes. Por ello debería evitarse la promoción de plantas desde el sector público puesto que viene a incrementar la capacidad de tratamiento y con mejores condiciones competitivas puesto que cuentan con ayudas públicas. Únicamente tendría lugar la promoción de plantas públicas en aquellas actividades que el sector privado no cubra.

Además, la aplicación de la vigente legislación de residuos muestra diversos criterios de aplicación por parte de las Administraciones Públicas competentes, que en el caso de los gestores de residuos peligrosos se concreta en diferentes criterios de autorización de las plantas de tratamiento, generándose por tanto distintas condiciones competitivas.

Por ello la futura Ley de residuos y suelos contaminados debería servir, entre otras cuestiones, para unificar la aplicación de la legislación de residuos y en nuestro caso, ASEGRE reclama la unificación de los criterios de autorización de las plantas de tratamiento.

Además ASEGRE reconoce el gran trabajo realizado por el Ministerio de Medio Ambiente en el desarrollo de dicha Ley, especialmente complicada si consideramos que ésta afecta a todas las actividades económicas y que ha supuesto la participación masiva de todos los agentes implicados.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de