Gran retirada de residuos en España

Bautizada un 1m2 por la naturaleza y promovida por la Sociedad Española de Ornitología (SEO/Birdlife) y Ecoembes, la campaña se desarrolló en entornos naturales de todo tipo, entre los que se contaron Parques Nacionales tan singulares como el de Monfragüe (Cáceres) o el de Sierra Nevada (Granada).

Entre los parajes donde se llevó a cabo esta limpieza se cuenta la Laguna del Campillo de Rivas Vaciamadrid, un espacio natural a unos 20 kilómetros del centro de la capital por donde vuelan los avetorillos, los milanos, los verderones y las garzas y pasean y meriendan los vecinos de esta localidad madrileña. Aquí, 50 voluntarios de todas las edades se enfundaron los guantes y recogieron más de 200 kilos en poco más de una hora de trabajo. "Hemos sacado 13 bolsas de residuos plásticos y cinco de papel de 50 litros cada una y otra 18 de vidrio de 20 litros, además de las de restos", explica Federico García, responsable del área social de SEO/BirdLife. "Una pasada".

Lo atestigua Carmen Arranz, una trabajadora social de 53 años que dice que sus hijos nunca tiran basura donde no corresponde. "Y que no se les ocurra", dice entre risas. Ella, cuando da un paseo por la naturaleza, siempre lleva bolsas para recoger los desechos con los que se topa, haya batida o no. Y lo que encuentra nunca deja de sorprenderle. "Miras y es que ves basura por todos lados. Es una vergüenza", se lamenta.

En los márgenes de esta pequeña laguna, un lugar propicio para hacer senderismo o ir a pasar el día a la sombra de la vegetación, hay merenderos y un pequeño pinar. Salvador y Ana, dos vecinos de Rivas Vaciamadrid, peinan la arboleda y extraen botellas de plástico casi fosilizadas. "Esto [por la laguna] está a la vuelta de la esquina del metro. Y aquí hay una naturaleza impresionante", dice Salvador, buen conocedor de la fauna local, mientras muestra fotografías en su teléfono móvil: grajillas, saltamontes, galápagos de Florida, cangrejos… "Todo esto lo tenemos aquí y la gente no lo cuida". Jorge, primerizo en una acción de este tipo, se ha acercado con su mujer y su hija de año y medio para colaborar. También es de los que no se cree lo que ha visto: "Nos hemos encontrado de todo. No te puedes ni imaginar".

Esta jornada de recogida y retirada de basura es una de las iniciativas programadas dentro del proyecto LIBERA, una iniciativa que busca concienciar sobre el abandono de residuos en el campo y sus nocivas consecuencias para el entorno. "Es eso que llamamos littering, que tiene un nombre tan rimbombante, pero que está pasando todo el tiempo”, cuenta García, de SEO/BirdLife, al término de la acción de Rivas. "Vamos a trabajar tres áreas: el conocimiento de lo que tiramos y cómo afecta al medio ambiente, la prevención de los vertidos y participación ciudadana en acciones como esta".

El proyecto, además, contempla ocho acciones de conservación ambiental y campañas específicas según la tipología de los residuos (marinos, terrestres) en conjunción con organizaciones con experiencia en cada área, como Vertidos Cero, Paisaje Limpio o KAI Marines Services.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de