La comisión está formada por representantes de la Secretaría General de Calidad Medioambiental y de la Dirección General de Conservación de la Naturaleza de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras; representantes por cada Confederación Hidrográfica (Miño-Sil, Duero, Cantábrico y Augas de Galicia) y miembros de la Dirección General de Producción Agropecuaria de la Consellería de Medio Rural y del Mar.

En la primera reunión, quedó formalmente constituida la Comisión con las elecciones del presidente, secretaria y el funcionamiento, así como la revisión de la situación actual en Galicia del tema de las aplicaciones agrícolas de lodos de depuradora, evaluando los problemas existentes y las posibles soluciones a los mismos.

Esta Comisión es el punto de encuentro de las distintas unidades administrativas que tienen implicación directa en este tema, donde se dará solución a los problemas que puedan surgir a la hora de la aplicación del Decreto 125/2012.

Decreto

En el pasado mes de junio, se publicó en el Diario Oficial de Galicia (DOG) el Decreto por el que se regula la utilización de lodos de depuradora en el ámbito del sector agrario en la Galicia, con el objetivo de proyectar el campo gallego como un medio limpio, sostenible y productor de alimentos saludables. Así, la norma sirve como instrumento para la protección de la salud pública de los ciudadanos y de una mínima confortabilidade de estos nos sus lugares de residencia, trabajo y ocio.

El Decreto define el que se considera como lodos de depuradora, estación depuradora, productor y gestor de lodos, entre otros conceptos. Además establece el régimen de autorizaciones para la aplicación agraria de estos productos, las sanciones aplicables por incumplimiento de la normativa, regula todo el relativo al registro específico para el control de estas actividades e incorpora varios anexos y fichas técnicas sobre las características de los lodos y su tratamiento.

Volumen en aumento

En la Comunidad se da actualmente un volumen de lodos en progresivo aumento, favorecido por el número creciente de estaciones depuradoras de aguas residuales. A estos lodos hay que añadir otros residuos orgánicos, de producción también en aumento, generados por la abundante agroindustria y de transformación pesquera que existe en Galicia.

La naturaleza orgánica de todos estos residuos, con contenidos significativos de dos nutrientes básicos para los cultivos (nitrógeno y fósforo), hace que su uso en aplicación agrícola deba ser considerado como un idóneo destino para ellos. Sin embargo, su aplicación agrícola debe estar presidida por la racionalidad, rechazando para este uso los lodos que supongan un riesgo por su origen.

Esta racionalidad ha de estar presente también en la aplicación de material de los lodos, ya que aunque por su origen sean inocuos, estos deberán ser aplicados en las dosis que puedan ser aprovechadas por los cultivos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de