En el evento se dio especial relevancia al programa de Conocimiento del Medio Espacial (SSA) de la ESA, que ya se encuentra en su fase preliminar y se espera que entre en servicio entre 2012 y 2019. Está previsto que el SSA ponga en marcha un sistema de alerta temprana basado en tres pilares que avise a los científicos de cualquier tipo de basura potencial y proporcione información clave y decisiva para la seguridad del planeta, incluidos datos actualizados sobre meteorología espacial y objetos naturales (por ejemplo asteroides) que puedan impactar contra la Tierra.

Los satélites en órbita están expuestos al impacto de más de 700.000 objetos considerados basura espacial. Para evitar accidentes es preciso que la comunidad científica tenga conocimiento de su ubicación. A tal efecto la Agencia Espacial Europea (ESA) desarrolla un sistema de catalogación de basura y de alarma que informará a los operadores de satélites cuando sus máquinas estén en peligro y de este modo puedan tomar las medidas necesarias.

Desde el año 2009 miembros del equipo de SSA trabajan en la definición de la estructura técnica del sistema, para lo que en primer lugar tienen que evaluar la capacidad de la infraestructura ya existente en Europa, como radares y telescopios de investigación científica, que podrían servir de apoyo al sistema SSA.

En un comunicado la ESA informó de que la estrategia de desarrollo se basa en reutilizar lo máximo posible los recursos nacionales y europeos ya existentes antes de contratar el desarrollo de los componentes necesarios para cubrir completamente las necesidades del sistema SSA. El año 2011 se dedicará sobre todo al desarrollo de actividades de vigilancia espacial de SSA.

Recientemente se ha completado el desarrollo de un software de última generación capaz de alertar cuando exista riesgo de impacto de un satélite contra basura espacial.

“De momento estamos probando el sistema utilizando datos sobre la órbita de fragmentos de basura espacial ya conocidos. Es el primer paso hacia el software que se utilizará cuando Europa disponga de su propia capacidad de vigilancia del medio espacial”, explicó Emmet Fletcher, representante de la ESA y responsable del Segmento de Seguimiento y Vigilancia Espacial del programa europeo SSA.

La organización de congresos como el ESS2011 reviste importancia para la investigación espacial, según la ESA, sobre todo porque los participantes tienen la oportunidad de conocer las prácticas más modernas e intercambiar información sobre radares y telescopios de última generación. También les permite reflexionar sobre posibles soluciones a distintos retos que afectan a las operaciones satelitales en el espacio.

Según indican los expertos, un fragmento de basura de tan sólo un centímetro de diámetro podría dañar gravemente o incluso destruir un satélite operativo si impacta con él a las altas velocidades orbitales.

“Estamos finalizando la evaluación de las instalaciones de seguimiento disponibles en Europa, tales como los radares y los telescopios existentes en Alemania, España, Francia, Italia, Noruega, Reino Unido y Suiza”, informó el Dr. Emmet Fletcher. “Es fundamental conocer la precisión de la que disponemos con la infraestructura actual para poder diseñar el futuro sistema SSA de la ESA, que podrá valerse de los datos recogidos por estas instalaciones y de las observaciones de basura espacial realizadas por nuevos radares y telescopios de gran precisión. Somos conscientes de que hay un gran número de expertos en la materia en Europa y en el mundo; reunirlos en un único foro para presentar los últimos avances permitirá afianzar el conocimiento colectivo en la materia y avanzar en el desarrollo del programa SSA”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de