Este proyecto, recientemente concluido, ha sido financiado en el marco del Plan de Innovación Empresarial 2009 de la Diputación Foral de Bizkaia y ha contado con la participación de Tecnalia Research & Innovation.

Aunque la práctica del reciclado cada vez abarca un mayor número de tipologías de residuos, el reciclado de algunos residuos, como los composites con matriz termoestable y refuerzo de fibra inorgánica -generados por el sector transporte o náutico, entre otros- es aún muy limitado. Entre los motivos, la inexistencia de infraestructuras de recogida selectiva, ya que resulta especialmente complicado predecir la generación de flujos debido a sus características particulares. Por otro lado, tampoco se han desarrollado lo suficiente tecnologías y procesos específicos de reciclado para estos residuos y además existe una carencia de aplicaciones finales capaces de beneficiarse de los materiales derivados de su reciclado.

Por todo ello, el destino habitual de estos materiales cuando finaliza su ciclo de vida es el vertido, con el perjuicio medioambiental que ello supone, en la medida en que implica el desaprovechamiento de recursos -tanto materias primas como energía- y la ocupación de espacios destinados a vertedero.

El objetivo principal de COMPOECO ha sido la investigación y el desarrollo de procesos específicos de reciclado de residuos de composites, orientados a la recuperación de concentrados de fibra para su posterior aprovechamiento como materiales de refuerzo en elementos constructivos aligerados.

El resultado: hormigón con mejores prestaciones

Con este fin se han estudiado tecnologías mecánicas de fragmentación y concentración para obtener fracciones de materiales de refuerzo (fibra reciclada) a partir de corrientes de residuos de composites e incorporarlas posteriormente a formulaciones de base cemento. De forma complementaria al tratamiento mecánico, también se han evaluado procesos térmicos como la pirólisis, con el propósito de liberar completamente la fibra inorgánica del composite por transformación de la matriz polimérica.

Las fracciones de fibra recuperadas mediante las tecnologías mecánicas y térmicas estudiadas se han evaluado como carga de refuerzo para microhormigones de cemento. En una primera fase se han fabricado y ensayado probetas prismáticas, las cuales han presentado una mejora de las resistencias mecánicas a flexión y compresión con respecto a un microhormigón sin refuerzo de fibra reciclada. En una fase posterior, se han desarrollado y evaluado paneles prototipo de hormigón utilizando dosificaciones optimizadas con fibras recuperadas, habiendo mostrado también una mejora en las prestaciones mecánicas.

Teniendo en cuenta los resultados, el proyecto COMPOECO abre una puerta al reciclado y aprovechamiento de un residuo de difícil tratamiento como son los composites termoestables reforzados con fibra.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de