Según los datos publicados por Eurostat, la oficina comunitaria de estadísticas con datos de 2012, España va a la cola en cuanto al tratamiento de residuos. El 42 % de los desehechos generados en Europa como media son reciclados o se utilizan para elaborar compost, mientras que  España es uno de los países con cifras más bajas, tan sólo un 27 % de los residuos que se generan se reciclan o se compostan.

El estudio de Eurostat revela que cada europeo generó de media 492 kilos de residuos urbanos en 2012, de los cuales 480 kilos fueron tratados (un 34% en vertederos, un 24% se incineró, un 27% se recicló y un 15% se convirtió en abono).

Este organismo de la UE destacó positivamente el aumento en la proporción de residuos urbanos que fueron reciclados o compostados en los últimos años, ya que del 18% de 1995 pasó al 42% de 2012.

En lo referente a la cantidad de residuos generados por persona, España se sitúa en la zona media del ranking, de los 28 países de la UE, con 464 kilos, cuando la media comunitaria es de 492 kilos. El país que más residuos por persona es Dinamarca (668), seguida de Chipre (663), Luxemburgo (662), Alemania (611), Malta (589), Irlanda (570), Austria (552), Holanda (551), Francia (534), Italia (529),Finlandia (506), Grecia (503), Reino Unido (472) y Lituania (469).

Los tipos de tratamiento de estos residuos variaron entre los diferentes Estados miembro. De manera que, el reciclaje y el compostaje representaron un promedio del 42% en la UE, superado por Alemania (65%), Austria (62%) y Bélgica (57%), Holanda (50%), Eslovenia, Luxemburgo y Suecia (47%), Reino Unido (46%) y Dinamarca e Irlanda (45%).

En este caso, España se sitúa a la cola, puesto que solamente  recicla o composta un 27% de sus residuos urbanos (reciclaje del 17% y compostaje del 10%) mientras que un 63%  de los residuos fueron tratados en un vertedero (34% en la UE) y un 10% incinerados (24% en la UE) en el 2012.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de