La entrada en vigor del nuevo Real Decreto 106/2008, que introduce novedades en las directrices para gestionar el tratamiento y la generación de residuos de pilas y acumuladores, ha impulsado a la empresa Cervic Environment a reforzar y ampliar su gama de productos dedicados a la recogida selectiva de pilas y baterías usadas, para poder facilitar a usuarios, distribuidores y recolectores el cumplimiento de los objetivos fijados en el documento legislativo.

Esta nueva ley pretende incrementar las cifras de recuperación y reciclaje de pilas y acumuladores en España que, según el Ministerio de Medio Ambiente, alcanzan el 18% de la cantidad total de estos productos puestos en el mercado. Los datos correspondientes al año 2007 en España indican que se fabricaron 450 millones de unidades aproximadamente, cuyo peso total fue de 14.000 toneladas (repartidas entre pilas estándar, pilas botón, acumuladores de teléfonos móviles, de videocámaras, herramientas portátiles, dispositivos de alarma y luces de emergencia, y otros acumuladores recargables). Durante ese mismo año, se recogieron selectivamente aproximadamente 2.524 toneladas de estos residuos (el 18% en peso de la cantidad total).

La nueva normativa, que comenzará a aplicarse a partir del próximo 26 de septiembre, trata por tanto de prevenir la generación de residuos de pilas y acumuladores, facilitar su recogida selectiva, así como garantizar el correcto reciclaje de estos productos. Además, la instauración de esta ley servirá para establecer las normas relativas al lanzamiento en el mercado de las pilas o acumuladores que contengan determinadas cantidades de sustancias peligrosas.

La empresa Cervic Environment ha trabajado durante los últimos meses en consolidar su gama de productos para el reciclaje de pilas y baterías usadas, creando un amplio abanico de posibilidades entre los que destacan contenedores específicos para la recogida de las pilas en el hogar, establecimientos públicos, oficinas y espacios colectivos. El desarrollo de estos productos de Cervic persigue implicar a los agentes del sector, tanto productores como consumidores finales, con el objetivo básico de aumentar el volumen de recogida de pilas y reducir así la contaminación medioambiental que producen, ya que según indican algunos estudios realizados una pila es capaz de contaminar 175.000 litros de agua.

Tal y como ha subrayado al respecto el gerente de Cervic Enviroment, Gustavo Cerdá, “el cumplimiento de este Real Decreto va unido estrechamente de la mano de la participación ciudadana, y para ello es imprescindible que los ciudadanos dispongan de los medios adecuados que les permitan de forma práctica, cómoda y segura participar en estas iniciativas y es precisamente en este aspecto en el que nuestra empresa trata de aportar soluciones con la ampliación de nuestra gama de contenedores para pilas y baterías usadas”

El departamento de I+D de Cervic, busca de esta forma aportar soluciones eficientes e innovadoras que protejan el medio ambiente, para hacer frente a la gestión de residuos de pilas y baterías no recicladas que actualmente hay en España.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de