Durante la presentación del acto, se puso un ejemplo práctico del funcionamiento del servicio. Éste se pondrá en marcha a partir de esta semana, y mediante un novedoso sistema permitirá recoger de manera “inmediata” los residuos que se generen tras un accidente de circulación.

De esta forma se evitarían las situaciones de peligro para el tráfico, el medio ambiente y la salud pública. El vertido de aceites, carburantes, líquido de frenos o restos de otros materiales como piezas son los elementos a retirar, puesto que son los más problemáticos.

Empresa encargada

SPS es la empresa que ofrece el servicio y tal como ha confirmado la edil de Seguridad, tendrá un “coste cero” para el ayuntamiento.

La compañía aseguradora del vehículo causante del siniestro correrá con los gastos de intervención de la empresa encargada de la recogida.

¿Cómo se recogerán?

Para recoger esas sustancias se aplicarán una serie de técnicas innovadoras de tratamiento de residuos. El aspirado y no la absorción es el principal método de trabajo de la empresa. Con este tratamiento no se garantiza la seguridad de la calzada pero se evita que vuelvan a aparecer los restos de residuos con la lluvia.

El servicio de recogida tendrá un horario ininterrumpido durante todo el día, y los 365 días del año. La Policía Local se encargará de activar el protocolo de actuación, y el tiempo medio de la intervención es de unos treinta minutos, aproximadamente.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de