La organización Ecologistas en Acción denunció hoy en un comunicado que la nueva directiva europea de residuos permitirá que aquellos considerados peligrosos puedan ser trasladados al tercer mundo, "sin que nadie controle lo que se hace con ellos".

A su juicio, es muy "preocupante" la nueva definición de "subproductos" que contiene la Directiva y que "permitirá que muchos de los materiales que hoy se consideran residuos puedan escapar a los controles de seguridad".

En conjunto, la organización manifiesta su "profunda decepción" por la nueva Directiva Marco de Residuos (DMR) adoptada por el Parlamento Europea, que "ha votado por establecer unos criterios de reciclaje inadecuados y ningún objetivo para la prevención a la reducción".

El texto, que deberá ser ratificado a finales de año por los Estados miembro, reclasifica la incineración como operación de "recuperación" en lugar de "eliminación" lo que, a su juicio, supone una decisión que "ignora el hecho de que la incineración contribuye al cambio climático".

"También está más que demostrado que la incineración de residuos da origen a una amplia gama de contaminantes extremadamente tóxicos e incontrolables como las dioxinas y furanos, que es un despilfarro de recursos y, sobre todo, que anula cualquier iniciativa en favor del reciclaje o la reducción de los residuos de los que se alimenta", subrayó.

"Está claro que el desbocado aumento de los residuos y el desarrollo sostenible no pueden ir de la mano, por lo que no es de recibo posponer la discusión sobre los objetivos de prevención hasta 2014. Esta nueva DMR no sirve para hacer frente a la crisis de recursos y al cambio climático, y desde luego tampoco para ayudar a los Estados miembro a implantar una gestión de residuos sensata y saludable", concluye.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de