Las normas y nuevas exigencias tienen mucho que ver con esta transformación. Nos encontramos en un momento de cambio dentro del sector de los envases o palés, a nivel internacional. La aparición de la legislación NIMF-15 (Normas Internacionales para Medidas Fitosanitarias), que obliga a tratar los palés de madera para la exportación, está vigente desde 2004.

Certificación internacional

Esta certificación (NIMF-15) proveniente de la ONU pretende evitar la entrada de insectos, parásitos y plagas que pueda contener la madera procedente de otros países. Debido al foco de infecciones “exógenas” que afecta a la materia vegetal de la que están hechos los palés tradicionales.

Plástico ‘vs’ madera
Tal vez para ahorrarse el proceso de certificación a los que obliga la norma NIMF-15, pero también para evitar las plagas animales que afectan a la madera, cada vez son más los que optan por sustituir los palés tradicionales por otros de plástico.

La plataforma de plástico, que no necesitan la certificación para realizar los desplazamientos,  se abre paso de forma sólida en las transacciones comerciales entre países.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de