Un manta fabricada con fibras vegetales capaz de proteger el suelo de la erosión y de la degradación ambiental ha convertido al ingeniero civil y forestal brasileño Aloisio Rodrigues Pereira en el vencedor de uno de los principales premios en el ámbito de ciencia y tecnología de Brasil.

Las biomantas de Rodriguez Pereira se fabrican a partir de residuos agrícolas y fibras vegetales, y protegen las áreas degradadas por la erosión mientras que el suelo desarrolla una vegetación propia.

Los materiales, normalmente cáscara de coco y paja agrícola, se mezclan con fibras sintéticas y se cosen industrialmente en forma de mantas, que a su vez están protegidas por redes de polipropileno.

Entre sus usos, los tapetes pueden ser destinados a proteger taludes, áreas erosionadas, cursos de agua y revestimientos de canaletas de drenaje, entre otros. En total, el ingeniero calcula que su invento ha permitido recuperar cerca de 20 millones metros cuadrados de áreas degradadas de diferentes países.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de